Bolsa de Nueva York

El mercado laboral y el sector tecnológico dan otro mordisco a Wall Street

Olvidado el paréntesis de ayer, las ventas retornaron al parqué. Si el discurso de Obama sobre el Estado de la Unión y los mensajes de la Fed lograron sofocar el signo negativo en la última sesión, hoy, las cifras de paro semanal y de pedidos de bienes duraderos, junto a los malos resultados del sector tecnológico, volvieron a teñir de rojo el mercado. El Dow Jones se dejó un 1,13%.

El Dow Jones cedió un 1,13% hasta los 10.120 puntos, el S&P 500 se dejó un 1,18% hasta las 1.084 unidades y el tecnológico Nasdaq perdió un 1,91% hasta los 2.179 puntos.

Obama

Tras la comparecencia de ayer en el Congreso del secretario del Tesoro de EE UU, Timothy Geithner, para rendir cuentas sobre el rescate de AIG, Obama pronunció el discurso sobre el Estado de la Unión. Su comparecencia, así como las conclusiones de la Fed, todavía resonaban en el parqué en el día de hoy.

AMERICAN EXPRESS COMPANY 109,46 -0,13%
DOW JONES 25.413,22 0,49%

Obama reiteró que hará del empleo su prioridad en 2010, redoblará los esfuerzos para concluir la reforma del sistema de salud, al tiempo que reiteró la necesidad de aprobar la reestructuración financiera. "No quiero enfrentarme a los bancos pero quiero proteger la economía", dijo. El presidente estadounidense dedicó unos minutos a la estabilidad financiera y dijo odiar el rescate a la banca. "Todos lo odiamos, ha sido tan popular como hacerse una endodoncia. Pero cuando me presenté para la presidencia prometí que no haría lo que es popular sino lo que es necesario", aseguró antes de explicar que sin estabilizar el sistema financiero la economía habría estado en peor situación.

Desde el Foro Económico Mundial de Davos que se celebra esta semana, el director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Jaime Caruana, diversos dirigentes del BCE y Nicolas Sarkozy apoyaron ayer la propuesta de Obama de limitar el tamaño de la gran banca y el riesgo de sus operaciones.

El presidente recordó que ha propuesto un impuesto especial a la banca para que apoyen a los contribuyentes que tanto han dado a estas entidades y añadió una propuesta más, tomar 30.000 millones de dólares del dinero del rescate de la banca (TARP) que ha sido devuelto para dárselo a los bancos pequeños y que estos puedan prestar dinero a las pymes.

Por su parte, la Fed decidió en su reunión de enero mantener los tipos de interés en una horquilla entre el 0% y el 0,25% "por un periodo extenso", tal y como se esperaba. Sin embargo, la decisión contó con el voto en contra de Thomas M. Hoenig, quien afirmó que la situación de la economía ya no justifica mantener los tipos en un nivel excepcionalmente bajo. La Reserva Federal, pese a mantener los tipos en mínimos históricos, trasladó un mensaje más optimista sobre el panorama para la economía estadounidense, algo a lo que el mercado reaccionó ayer positivamente.

Datos macro

Los inversores, a la espera de la publicación mañana del dato preliminar del PIB estadounidense, han conocido hoy que las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EE UU han caído menos de lo previsto. Bajaron a 470.000 desde la cifra revisada de 478.000 solicitudes de la semana anterior, cuando los analistas esperaban un descenso hasta las 450.000. La media de cuatro semanas, que se considera un mejor indicador de las tendencias subyacentes, aumentó por segunda semana, hasta 456.250.

El Departamento de Trabajo indicó la semana pasada que las empresas recortaron 85.000 puestos de trabajo en diciembre, tras haber creado 4.000 empleos en noviembre, lo que dejó la tasa de desempleo sin cambios en el 10%. El presidente de EE UU, Barack Obama, señaló el miércoles durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión, que la creación de empleo será la prioridad de su administración en este año.

Por su parte, las peticiones de bienes duraderos en Estados Unidos subieron en diciembre un 0,3%, por debajo del alza del 2% que esperaban los analistas. El aumento de las órdenes en diciembre contrastan con la caída del 0,4% que sufrieron el mes anterior en cifra revisada.

Datos micro

En el plano empresarial, los resultados están siendo el gran foco de atención de los inversores estas jornadas. Hoy, entre las principales compañías, las noticias positivas en las cuentas las han aportado Ford, Procter & Gamble y 3M, mientras que AT&T ha estado en línea con lo esperado por el mercado y Qualcomm y Motorota han supuesto la gran decepción.

El grupo automovilístico estadounidense Ford cerró el pasado año con su primer resultado positivo desde 2005, al obtener un beneficio neto de 2.699 millones de dólares (1.918 millones de euros), frente a unas pérdidas de 14.766 millones de dólares (10.495 millones de euros) en 2008. El beneficio del cuarto trimestre fue de 43 centavos por título, muy por encima de los 26 que esperaban los analistas consultados por Bloomberg.

Procter & Gamble, el mayor fabricante del mundo de productos para la higiene personal y el consumo, obtuvo un beneficio neto de 4.659 millones de dólares (3.323 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, lo que supone un retroceso del 7% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, mientras que su facturación sumó 21.027 millones de dólares (14.997 millones de euros), un 6% más.

Así, P&G espera un crecimiento de las ventas de entre el 3% y el 6% en su año fiscal 2010, mientras que confirmó su previsión de beneficio por acción en una horquilla de entre 4,02 y 4,12 dólares. Sus acciones lideraron los avances en el Dow tras anotarse un 2,29%.

Siguiendo con los resultados empresariales, la operadora estadounidense de telefonía AT&T concluyó el ejercicio 2009 con un beneficio neto atribuido de 12.500 millones de dólares (8.954 millones de euros), lo que representa un descenso del 3,1% respecto al año anterior, aunque en los tres últimos meses del año sus ganancias subieron un 25,6%, hasta 3.019 millones de dólares (2.163 millones de euros). Los ingresos del tercer trimestre cayeron cerca del 1% a 30.900 millones de dólares, una cifra en línea con el pronóstico de los analistas. Sus títulos cayeron un 0,08% al cierre de mercado.

El grupo 3M informó hoy que en 2009 ganó 3.193 millones de dólares, un 7,7% menos que el año anterior, aunque se mostró optimista sobre la evolución de la demanda en 2010. Sin embargo, en el cuarto trimestre del año los negocios del grupo evolucionaron de forma mucho más positiva, y el beneficio aumentó un 74%, por encima de las expectativas de los analistas, hasta los 935 millones de dólares (1,32 dólares por acción), y los ingresos un 11%, hasta 6.122 millones.

La compañía elevó también hoy su previsión de ganancias para este año y la situó entre 5,90 y 5,10 dólares por título, frente a la horquilla de entre 4,85 y 5,00 que había apuntado inicialmente. Finalmente, las acciones de 3M cedieron un 1,57%.

La tecnológica Qualcomm caía en torno al 14%, después de que el fabricante de chips para teléfonos móviles redujera su previsión de ventas. Qualcomm ha ganado en el último trimestre 841 millones de dólares, hasta los 50 centavos por acción, desde los 20 centavos de hace un año. En 2010 espera alcanzar unos ingresos de entre 10.400 y 11.000 millones de dólares, desde los 10.500 millones y 11.300, estimados previamente.

Por último, Motorola no logró cerrar 2009 con ganancias, pero redujo drásticamente sus pérdidas, y en el último trimestre del año logró rentabilidad gracias a un fuerte recorte de gastos y al éxito de ventas del teléfono móvil Droid, entre otros "smartphones" (teléfonos inteligentes). Los analistas no recibieron con agrado las previsiones de ventas de Motorola para este año.

Petróleo

El barril de crudo de Texas se depreció hoy un 0,04% y cerró a 73,64 dólares, entre datos económicos y de desempleo en EE UU que avivaron la inquietud en torno al nivel de demanda de combustibles. El descenso en el precio del crudo ocurrió entre datos oficiales que reflejaron una caída la pasada semana en las peticiones nuevas de ayudas por desempleo inferior a lo que se esperaba y un alza del 0,3% en las peticiones de bienes duraderos a las empresas estadounidenses en diciembre, ligeramente por encima de lo esperado.

También fue en paralelo un día más al fortalecimiento que registraba el dólar frente al euro y otras divisas, lo que suele presionar a la baja a los precios del crudo y de otras materias primas que se negocian en dólares.