El futuro de la vivienda

La rehabilitación de casas también tiene premio fiscal

Las reformas ganan atractivo gracias a la financiación, los incentivos fiscales y las subvenciones.

Comprar o reformar? La rehabilitación de viviendas se ha convertido en una opción de atractivo creciente frente a la compra con la aplicación de nuevos incentivos fiscales y la ampliación de los ya existentes, el mantenimiento de las subvenciones estatales disponibles para actuaciones renove, y los nuevos créditos que facilitará el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a los particulares.

Acometer la reforma en una casa usada supone un importante esfuerzo financiero. Pero es una opción interesante ante las dificultades que para la compra han generado los altos niveles de precios alcanzados por la vivienda y los obstáculos a la concesión de crédito. Además, España cuenta ahora con cinco millones de viviendas que superan los 50 años de antigüedad y otros 12,5 millones tienen más de 30 años; por tanto, la rehabilitación es una opción urbanística casi obligada.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para impulsar el nuevo modelo de sostenibilidad, ha puesto en marcha un amplio programa de ayudas a la rehabilitación, encaminado a dar un toque verde a los viejos núcleos residenciales, con mejoras energéticas y de accesibilidad. Pero de paso pretende encontrar una alternativa a la fuerte pérdida de empleo en el sector de la construcción en los dos últimos años. Sólo en 2009, esta actividad ha perdido 562.000 empleos.

En materia fiscal, el proyecto de Ley de Economía Sostenible contempla una ampliación de la aplicación del IVA reducido (7%) en las obras de rehabilitación de viviendas que tengan por objeto la mejora de la eficiencia energética, el ahorro de agua o facilitar la accesibilidad. Hasta ahora sólo afectaba a los trabajos de albañilería.

Asimismo, se ha creado, y está en vigor desde el 1 de enero, una nueva deducción fiscal del 10% para las obras de este tipo que se realicen hasta finales de 2012. El coste anualmáximo sobre el que se aplica la deducción será de 3.000 euros por contribuyente y de 10.000 euros por casa. Los particulares podrán contar asimismo con la financiación del ICO, que pone a su disposición créditos a partir de una línea de mediación dotada con 8.700 millones de euros.

Además, pueden solicitar las ayudas renove para mejorar y adaptar sus casas recogidas en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, que prevé un total de 400.000 subvenciones de este tipo para los próximos cuatro años. La tipología de obras protegidas abarca la mejora de la habitabilidad del inmueble, los trabajos destinados al ahorro de energía y la eliminación de barreras arquitectónicas. Los ingresos familiares de los beneficiarios no pueden exceder de 6,5 veces el indicador público de renta de efectos múltiples, 48.458 euros al año.

Las ayudas por vivienda cubren el 25% del presupuesto protegido, que es el coste total de las obras de rehabilitación, con un límite genérico de 2.500 euros. Para los mayores de 65 años o discapacitados el máximo se eleva a 3.400 euros, y para las reformas de casas destinadas al alquiler durante un mínimo de cinco años, la cuantía límite es de 6.500 euros.

Las subvenciones se calculan partiendo del presupuesto protegido, que tiene como límite máximo el resultado de multiplicar la superficie útil de la vivienda por el 70% del precio básico nacional, fijado en 758 euros por metro cuadrado. Por ejemplo, en una vivienda de 70 metros cuadrados, el presupuesto protegido ascendería a 53.060 euros, pero el límite a proteger sería el 70%, 37.142 euros.

La tramitación de estas ayudas las realizan las comunidades autónomas, y algunas de ellas tienen planes adicionales. En Extremadura los menores de 35 años pueden obtener un incremento adicional del 7% en las subvenciones. Madrid ha anunciado la segunda edición del Plan Renove de Acristalamiento de Ventanas, con ayudas de hasta 110 euros.

El precio de remozar con espíritu 'verde'

Tener un hogar sostenible, accesible y seguro tiene un precio. Una instalación eléctrica para una vivienda de unos 70 metros cuadrados a una media de 28 euros el punto de luz y 15 euros el metro lineal en las rozas, incluyendo albañilería, asciende a unos 3.200 euros, explica Juan Antonio de Juanas, gerente de reformas integrales De Juanas. Mejorar el aislamiento térmico y acústico de los tabiques con fibra de vidrio cuesta unos 80 euros el metro cuadrado, mientras que una ventana de 1,20x1,20 metros con rotura de puente térmico y acristalamiento reforzado climalit tiene un precio de 600 euros.

La colocación de un sistema de calefacción con cinco radiadores, caldera de condensación e instalación de gas se sitúa en los 3.200 euros. La fontanería completa para un cuarto de baño más la colocación de los aparatos sanitarios se sitúa en 580 euros.

El coste de la instalación de paneles solares para el uso de energías renovables en viviendas plurifamiliares oscila entre los 1.000 y los 2.000 euros, dependiendo de si el sistema de calefacción es central o individual. Los paneles para la producción de agua caliente sanitaria rondan los 5.000 euros. Si se incluyen la calefacción y la piscina, la inversión alcanza los 22.000 euros, según Fidel Puente Ontanilla, del departamento técnico de Proyectos e Instalaciones JGA.

El montaje de un ascensor en un edificio tiene un precio aproximado de entre 50.000 y 60.000 euros, aunque varía según el instalador y la obra requerida. Un salvaescaleras ronda los 7.000 euros, mientras que una silla salvaescaleras oscila entre los 3.500 euros y los 4.500 euros.