La city

Hacienda no quiere carteros

Un 10% de los borradores de IRPF que envía la Agencia Tributaria se extravía en Correos. Una cifra estratosférica si se tiene en cuenta que en 2009 se remitieron unos veinte millones de borradores y datos fiscales a contribuyentes del impuesto sobre la renta. La Agencia Tributaria quiere aprovechar las nuevas tecnologías para comunicarse con los ciudadanos y empresas. El objetivo último pasa por reducir paulatinamente la utilización del correo ordinario.

Además de evitar extravíos y agilizar los procesos, el uso de internet permitirá un importante ahorro. Cada año, la Agencia Tributaria envía centenares de millones de cartas a empresas y ciudadanos que suponen un coste de 50 millones de euros. Con estos datos, no extraña el afán de Hacienda por avanzar en la administración electrónica.