Estima alcanzar unos ahorros del 20%

Air France estudia convertir en 'low cost' algunas de sus rutas regionales

Air France ultima un plan por el que algunas de sus conexiones interiores en Francia pasarán a ser operadas por la filial de bajo coste Transavia y con el que estima alcanzar unos ahorros cercanos al 20%.

Según publicó el viernes la prensa local, la aerolínea podría alcanzar unos números rojos de más de 300 millones de euros en su red de cortas y medias distancias en el ejercicio 2009-2010, por lo que además planea recortar su plantilla en casi 800 empleados, hasta alcanzar unas 3.000 personas.

En concreto, el plan de reducción de costes, conocido como Mimosa, persigue equilibrar en los dos próximos años el déficit de la red doméstica y europea de Air France, y llegar a obtener un resultado bruto de explotación adicional de entre 185 y 305 millones de euros, según detalló el diario Les Echos.

Asimismo, el rotativo francés estimó que el 28% de los costes de un vuelo doméstico de Air France se corresponde a los gastos de escala, por encima de los derivados del combustible y los salarios de la tripulación, y que superan los registrados por competidores como Lufthansa y Easyjet.

Air France reemplazaría sus actuales aviones por otros con mayor capacidad (de unas 186 plazas) en todas sus conexiones regionales y lanzaría nuevos vuelos desde Niza.