Ana Palacio, ¿juez y parte?

El Parlamento europeo, que se ha puesto tan exquisito con los presuntos conflictos de interés de la búlgara Rumiana Jeleva, ha elegido a la ex ministra española de Exteriores, Ana Palacio, como miembro del comité que a partir de ahora seleccionará a los jueces y abogados generales del Tribunal de Justicia europeo. Los europarlamentarios parecen haber obviado que Palacio ocupa un alto cargo en la multinacional francesa Areva. Y que los magistrados que seleccione tendrán, entre sus tareas fundamentales, la verificación del cumplmiento del derecho comunitario por parte de empresas como Areva y la revisión de las sanciones que pueda imponerles la Comisión Europea. El "pequeño" detalle de la ocupación actual de Palacio no aparece en el comunicado de prensa del Parlamento sobre su nombramiento.

Un nombramiento impulsado por la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento, que preside el conservador alemán Klaus-Heiner Lehne. El propio Lehne parece acostumbrado a jugar con más de una baraja, porque es socio de Taylor Wessing, un despacho de abogados que ha intervenido en numerosos casos de competencia de la Comisión. Parece que después de todo, el caso de Jeleva, que ha acabado renunciando a su futuro cargo de comisaria, es una excepción. Por el rigor con que se le ha tratado, me refiero.

Comentarios

Esa señora ya se lució lo suficiente haciendo de "mamporrero" en el Consejo de Seguridad de la ONU antes del ataque a Irak. Con eso además atrajo sobre España una atención del mundo islamista, en realidad inmerecida por nuestro tamaño e influencia. Y trabaja nada menos que para AREVA, supernuclear. No olvidemos que su hermana q.e.p.d. se dedicó a defender la nuclear. En fin, como decía un profesor mío "siempre llueve en los mismos corros" o en las mismas familias.
Qué más decir que lo dicho por Popoff. Por lo demás, alguien podría acusarnos de antipatriotas por no defender al nacional y de olvidarnos del viejo dicho de 'con la patria con razón o sin ella', una afirmación con la misma autoridad moral, como recordaba Chesterton, que decir 'con la madre, ya esté sobria o ebria'.
Normas
Entra en El País para participar