Se llamará Quabit

Afirma y Rayet crean una gestora de cooperativas que construirá 1.000 viviendas al año

Afirma Grupo Inmobiliario y su principal accionista, el Grupo Rayet, han creado una gestora de cooperativas y comunidades de propietarios que se llamará Quabit y con la que prevén construir 1.000 viviendas anualmente.

Según explicaron hoy en rueda de prensa el presidente y el consejero delegado de Afirma, Félix Abánades y Alberto Quemada, respectivamente, el objetivo es entregar unos 5.000 inmuebles al año dentro de cinco años.

Quabit, participada por Afirma (40%), Grupo Rayet (40%) y Rayet Construcción (20%), se dedicará a la autopromoción de viviendas que tratarán de adaptarse a las necesidades de los compradores en cuanto a precio (entre un 15% y un 20% más baratas) y en cuanto a ubicación.

Esto se debe a que la compañía se acercará a los compradores para ver cuales son sus necesidades de vivienda, adquirirá el suelo de concursos públicos, entidades financieras y otros promotores, y las edificará utilizando la propia estructura de Afirma y Rayet.

Durante el primer año, el suelo utilizado provendrá de la propia cartera de Afirma, si bien en adelante la presencia de éstos serán residuales y tendrán que buscar en el mercado terrenos disponibles a precios asequibles.

El presidente de Afirma explicó que el grupo sólo cuenta con fondos para el primer año y que, en adelante, el proyecto "se financiará sólo", con las aportaciones de los socios cooperativistas.

Por ello también, el margen que se quedará el grupo Afirma se reduce a un 4% (descontados los costes de comercialización y gestión), frente al 20% que de media se adjudicaba un promotor en los años de bonanza. Las previsiones de Afirma es que Quabit genere un volumen de negocio de 1.000 millones de euros anuales.

Ambos directivos aseguran que el objetivo que persigue Afirma con este proyecto es "mantener viva su estructura" para que "cuando vuelvan los buenos tiempos" tenga "un equipo capaz de seguir construyendo". "De lo que se trata hoy en día es de sobrevivir", dijo Abánades, y de incrementar el número de empleados, incluso, hasta los 260 trabajadores que tenía antes de la crisis, frente a los 100 de la actualidad.

El proyecto arranca con 900 viviendas

El proyecto Quabit arranca ya con una promoción de 900 viviendas protegidas y 600 libres en Alovera (Guadalajara), financiadas por La Caixa, Ibercaja y Banco Popular, así como otras diez previstas en Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana.

"Ya estamos en conversaciones con entidades financieras para desarrollar estos proyectos", que han "encajado muy bien entre la banca", dijo Abánades.

Afirma, que se ha embarcado en esta iniciativa al margen de su habitual actividad de promoción inmobiliaria, cuenta actualmente con un stock cercano a las 1.000 viviendas, que espera se haya absorbido en 2011.

A juicio del presidente de la compañía, el ajuste del sector ya se ha producido, con descensos en los precios de entre el 20 y el 25 por ciento, pese a que las estadísticas no lo reflejan.