"Necesita algo grande"

Dominique Strauss-Kahn pide un 'Plan Marshall' para reconstruir Haití

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, pidió hoy un gran esfuerzo internacional de reconstrucción de Haití similar al "Plan Marshall" aplicado por EE UU para la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

El sismo de la semana pasada es la última de una serie de calamidades que han golpeado a Haití, incluida la escalada de precios de los alimentos y combustible en 2008, que provocó disturbios, y los huracanes de ese mismo año.

Para que Haití se recupere de todo ello, el país "necesita algo grande", destacó el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en una entrevista con el "IMF Survey Magazine", una publicación de la entidad.

A su juicio, la ayuda extendida "de manera poco sistemática" no es suficiente y lo que es necesario es "una especie de Plan Marshall".

El asunto se tratará en el próximo 25 de enero en una reunión internacional en Montreal a la que asistirá el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive.

En el encuentro se planificará también una cumbre de mayor nivel sobre Haití que se celebrará en los próximos meses. Mientras, el FMI negocia con organizaciones y países donantes la cancelación de toda la deuda haitiana.

El terremoto de la semana pasada mató a 200.000 personas, según cifras del gobierno haitiano y 1,5 millones de personas han perdido su vivienda.

De acuerdo con cálculos del Banco Mundial, el sismo ha destruido más del 15% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Expertos del Fondo ayudan actualmente al gobierno a reactivar la circulación de dinero en las calles para que las personas puedan comprar alimentos y a que los funcionarios públicos reciban sus salarios, dijo Nicolás Eyzaguirre, director del departamento de América del FMI.

Algunas oficinas que reciben remesas han reabierto sus puertas y los bancos lo harán próximamente, pero el sistema de pagos aún no está completamente operativo, explicó Eyzaguirre.

"Necesitamos ayuda urgente para que la economía de Haití vuelva a funcionar. Todas las instituciones estatales y gubernamentales han sufrido daños cuantiosos", añadió el economista chileno.

El FMI ha prometido a Haití un préstamo sin intereses por valor de 100 millones de dólares para que el gobierno pueda reanudar sus actividades y pagar por importaciones.

Strauss-Kahn dijo que la entidad optó por extenderle un crédito porque aprobar una donación hubiera requerido más tiempo y trámites. Ese préstamo también será perdonado si se aprueba la cancelación de toda la deuda, como el jefe del FMI dijo estar convencido de que sucederá.

En 2009 el Fondo y otras organizaciones internacionales ya eliminaron 1.200 millones de dólares de deuda haitiana, y el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han suprimido desde entonces casi 900 millones de dólares adicionales que Haití debía a sus acreedores.