Ayudas públicas

Las cajas catalanas aplazan sus asambleas de fusión hasta que la CE apruebe el FROB

Los consejos de administración de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona han aprobado, tal y como estaba previsto, desconvocar sus asambleas previstas para el próximo jueves 21 de enero y en las que debían aprobar su fusión.

Pese a que las tres cajas tienen intención de mantener sus planes de fusión, han decidido no celebrar sus asambleas hasta que la Comisión Europea (CE) dé el visto bueno al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), encargado de conceder las ayudas públicas a bancos y cajas que lo soliciten.

Según expusieron las tres entidades a la CNMV en un texto consensuado, se han cancelado las citas del 21 de enero porque sin la decisión de la CE sobre el sistema español de ayudas públicas a las entidades financieras, no se puede realizar una "adopción ordenada de los acuerdos de fusión".

En el caso de la segunda gran integración de cajas catalanas, protagonizada por Caixa Sabadell, Terrassa, Girona y Manlleu, de momento mantienen la fecha del 8 de febrero para sus asambleas, y por ahora no prevén modificarla, aunque no esté ratificado el FROB. La fusión de las tres primeras cajas incluirá el recorte de 395 oficinas y de 1.300 empleados, con lo que la nueva entidad contará con 1.250 oficinas y 7.600 empleados.

Para realizar su ajuste pedirán al FROB 1.315 millones -mediante participaciones preferentes- y que deberán devolver en cinco años con intereses, que rondará entre el 7% y el 8%.