Su beneficio sube un 875% interanual

Intel recupera el optimismo tras advertir mayor inversión en TIC

Intel ha devuelto el optimismo al sector tecnológico. Los ingresos del mayor fabricante de chips crecieron un 28% interanual en el último trimestre de 2009 y un 875% su beneficio neto. La compañía también proyecta ventas de entre 9.300 y 10.100 millones de dólares para el primer trimestre de 2010, una cifra superior a la prevista por los analistas.

La industria de los ordenadores parece haberse sacudido los efectos de la recesión. Al menos, eso demuestran no sólo los resultados reportados por Intel en su cuarto trimestre de 2009 sino también las previsiones del gigante informático para los primeros tres meses de 2010.

La compañía, que facturó de octubre a diciembre 10.569 millones de dólares (7.336 millones de euros), con un margen bruto del 65% (el mayor de su historia), planea ingresar entre 9.300 y 10.100 millones en el primer trimestre de 2010, frente a los 9.340 millones que estiman los analistas. "Hemos tenido un trimestre sobresaliente y empezamos 2010 con una posición sólida", dijo Paul Otellini, consejero delegado de Intel.

La multinacional confía en un buen comportamiento del mercado de consumo para este año. "Los usuarios quieren más de un dispositivo netbook, libro electrónico, smartphone, portátil. Y vemos grandes oportunidades de renovación del parque de ordenadores; la actualización de Windows 7 puede ser un generador de demanda", señaló en Madrid el director de nuevas líneas de negocio de Intel en España, Norberto Mateos Carrascal.

INTEL 50,72 -1,65%

Las ventas de PC crecieron ya un 15% en el último trimestre de 2009 según IDC. Este hecho fue uno de los que ayudó a Intel, cuyos chips se encuentran en más del 80% de los PC del mundo, a lograr un beneficio de 2.280 millones frente a los 234 millones alcanzados en el mismo periodo del año anterior. "También ha contribuido a ello un mix de producto fuerte, que nos ha permitido subir el precio medio de nuestros productos, un trimestre fuerte en servidores y las ventas del procesador Atom para dispositivos (móviles y coches, por ejemplo) más allá del netbook.

Retraso de la empresa española

Respecto a España, Norberto Mateos destacó, pese a no dar datos económicos locales, el buen comportamiento del segmento de consumo. Pero advirtió a las empresas españolas que si extienden a 2010 el recorte de inversiones en TIC de 2009 podrían ver lastrados seriamente sus negocios. El directivo aclaró que en España las cifras han quedado "en línea" con los resultados de Intel en Europa, aunque "ésta no ha sido precisamente el área geográfica que ha liderado el crecimiento del grupo".

La firma, que invertirá 6.200 millones en I+D este año, confía en el tirón de los portátiles y de los nuevos dispositivos móviles, en las ventas de servidores (gracias al empuje de la virtualización y el cloud computing) y en la especialización que se está produciendo en el mundo de los procesadores para mejorar sus cuentas. Y es que, pese al buen trimestre cerrado en diciembre, Intel registró en el conjunto de 2009 una caída de su beneficio neto del 17,4% frente al año anterior, hasta 4.369 millones, y una caída del 6,5% en sus ingresos hasta 35.127 millones.