Cierre de sesión

El Ibex dilapida lo ganado en el año al caer un 2,61% semanal

La semana pasada el Ibex acumuló un 1,87% y han bastado cinco jornadas para que esas ganancias se evaporen. El selectivo ha perdido un 2,61% semanal que se ha llevado por delante los 12.000 puntos. El frente macroeconómico de EE UU ha sido el principal responsable de los números rojos. (Ver gráfico detallado del Ibex)

Comenzó el año con mucha fuerza pero las ganas de subir se han quedado en el camino. Y es que han bastado cinco sesiones para eliminar las ganancias que la Bolsa española había conseguido acumular desde que comenzara 2010. De esta manera, el Ibex ha cedido un 2,61% semanal que le sitúa en los 11.845 puntos, por debajo de los 11.940 con los que despidió el pasado ejercicio. Los 12.000 puntos, una vez más, han vuelto a convertirse en una utopía en una semana que ha sido negativa para todas las plazas del Viejo Continente.

En este contexto, Daniel Salazar, analista de IG Markets, comenta que "el pasado ejercicio, eran las expectativas derivadas de las medidas artificiales de uno y otro signo las que marcaban el rumbo de las cotizaciones. Pero este año 2010, van a contar mucho más los hechos que los pronósticos y sensaciones especulativas. Y los hechos no van a posibilitar revalorizaciones del 25% (como vimos en 2009)".

El culpable de las pérdidas ha sido el frente macroeconómico de Estados Unidos. Y es que con la única excepción del Libro Beige y un dato de inflación que ha estado en línea con lo previsto, el resto de los indicadores ha mostrado una complicada visión de la realidad. El déficit comercial, las ventas minoristas, las solicitudes de subsidios por desempleo y la confianza del consumidor han caído como un jarro de agua fría en los parqués.

TELEFÓNICA 7,28 0,28%
IBEX 35 9.159,80 -0,36%

De muy poco han servido las buenas intenciones del Banco Central Europeo. El organismo que preside Jean-Claude Trichet ha mantenido intacto el precio del dinero en la eurozona en el 1% y ha ahuyentado los temores a posibles subidas de tipos en el corto plazo. "El BCE mantuvo los tipos de interés en el 1%, mínimo histórico, cumpliendo con las expectativas, y con el objetivo de impulsar el crecimiento económico. En su discurso posterior, Trichet se mostró prudente, y en un entorno de signos de recuperación, sin presiones inflacionistas, sólo irá retirando la liquidez que sobre de forma paulatina", explican desde Renta 4.

Además, la semana ha estado marcada por el comienzo de la presentación de resultados empresariales. Tras las decepcionantes cuentas de Alcoa, que dio el pistoletazo de salida a la temporada al otro lado del Atlántico, Intel y JPMorgan se han encargado de endulzar la visión de los inversores. En España, y como es tradición, Banesto ha sido el primero en hacer público su balance del cuarto trimestre del año. Pese a todo, sus acciones no han conseguido decir adiós en positivo y han cedido un 2,94% en las últimas cinco jornadas.

Sin embargo, la entidad presidida por Ana Patricia Botín no ha sido la única protagonista. Esta semana, el presidente del Estados Unidos, Barack Obama, ha señalado que aplicará un impuesto sobre 50 entidades financieras a partir del 30 de junio de 2010 con una vigencia de 10 años. "Consideramos que tanto Santander como BBVA cumplirán el requisito del volumen de activos mínimo exigido en el conjunto del año. Aunque no queda claro si se les aplicará el impuesto o no, el peso de su exposición en Estados Unidos (mayor en BBVA) aún es reducido sobre el grupo, por lo que no consideramos que vaya a tener impacto significativo en resultados", señala Renta 4, que aconseja 'sobreponderar' tanto BBVA como Santander. La entidad presidida por Emilio Botín ha restado un 3,85%, mientras que el banco de Francisco González ha perdido un 2,59%.

El mercado castiga a Telefónica

Por su parte, Telefónica, otro de los grandes valores, tampoco ha conseguido sacudirse los números rojos. Los títulos de la operadora han cedido un 3,58% tras conocerse que Venezuela, país en el que la compañía de César Alierta está presente, ha devaluado su moneda, el bolívar.

Pero no todo han sido números rojos. Algunos valores como Inditex o Grifols se han subido al carro de las ganancias. La multinacional textil ha avanzado un 3,62%, mientras que Grifols se ha revalorizado un 3,36%.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo ha fijado el cambio oficial del euro en 1,4374 dólares.