La producción en serie en Figueruelas comenzará en abril

GM invierte 400 millones para fabricar el nuevo Meriva

El lanzamiento del nuevo Meriva, que será producido exclusivamente en la planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza), ha supuesto una inversión de 400 millones, según manifestó ayer el director de manufacturas de la planta, César Obartí. El modelo se fabricará en serie a partir del próximo abril.

El nuevo Meriva de Opel pudo verse por primera vez ayer en Zaragoza, con motivo de la visita a la fábrica del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, a quien acompañaban los consejeros autonómicos de Economía e Industria, Alberto Larraz y Arturo Aliaga. Iglesias subrayó que la adjudicación del nuevo modelo "expresa la confianza en el alto nivel de Figueruelas" y agradeció a GM "el gran esfuerzo realizado para cumplir con el plazo de inicio de producción en el primer cuatrimestre de 2010". La ejecución de este compromiso da "luz verde" a la concesión de un aval de 200 millones por parte del Gobierno de Aragón.

Figueruelas desarrolla actualmente el proceso de preproducción de la segunda generación del Meriva, con el montaje de cinco coches diarios y una previsión de 710 durante el primer trimestre. El nuevo modelo será presentado en sociedad en el Salón del Automóvil de Ginebra, el 4 de marzo, y llegará al mercado el próximo verano. La inversión en el nuevo modelo ha ascendido a 400 millones.

æpermil;sta ha sido la primera vez en la que todas las fases del proyecto (desde los vehículos de integración y los coches piloto hasta los coches de preproducción) se han realizado íntegramente en Figueruelas. Desde noviembre de 2008, la fábrica zaragozana ha sido la responsable de la fabricación de los vehículos de integración (casi 100 carrocerías y 34 vehículos completos), fase que, hasta ahora, siempre se había llevado a cabo a cabo en Russelheim (Alemania), bajo la responsabilidad del Centro Internacional de Desarrollo Técnico (ITDC) de Opel.

La adjudicación del Meriva ha implicado numerosas mejoras en la planta de Figueruelas como la actualización de las líneas de carrocerías, la nueva cabina de pintura y las herramientas especiales en la nave de prensas.

Los técnicos de Opel subrayaron el carácter innovador del Meriva, como las puertas FlexDoor, que abren en sentido contrario para facilitar el acceso al habitáculo, y el sistema integrado de bicicletas FlexFix, que se guarda, como un cajón, bajo el maletero.

Negociaciones en curso sobre el ajuste de costes

Sobre la mesa aún está el plan de ahorro de costes en la planta zaragozana, que incluye recorte de unos 900 puestos de trabajo de una plantilla total de 7.000 empleados. El director general de GM España, Romuald Rytwinski, apuntó ayer que aún se debe negociar con el comité de empresa, según recoge Efe. Rytwinski añadió que se buscará la mejor fórmula, responsable socialmente, y recordó que el presidente de GM Europa, Nick Reilly, ya avanzó que el plan industrial de Opel estaría listo a finales de este mes.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, por su parte, se mostró convencido en el éxito de las negociaciones en una empresa fundamental en el tejido industrial de la región y abogó porque se mantenga la unidad que hasta ahora ha habido entre el Ministerio de Industria, el Gobierno de Aragón, la compañía y los trabajadores.