El grupo estudia asignar un sustituto

Renault dejará de fabricar en 2012 el Clio en su fábrica de Valladolid

El adiós del Clio en la planta de Valladolid parece cada vez más cercano. La automovilística francesa Renault tiene previsto parar la producción del modelo Clio en España y Eslovenia, según unas declaraciones de ayer del director general, Patrick Pélata. La retirada no se producirá hasta 2013, como pronto, cuando comience a fabricarse la nueva generación del vehículo.

El director general de la automovilística francesa Renault, Patrick Pélata, afirmó ayer a la prensa gala que "se ha previsto parar la producción del Clio en España y en Eslovenia". Pélata descartó así que se vaya a retirar la fabricación de este modelo de la fábrica francesa de Flins.

El número dos de la empresa habló a la prensa tras salir de un encuentro con el ministro francés de Industria, Christian Estrosi. El ministro había convocado a Pélata, tras las filtraciones de que Renault planeaba concentrar toda la producción del modelo Clio en la factoría turca de Bursa, algo que molestó al Ejecutivo galo. Fuentes de Renault consultadas por Efe al respecto de la planta de Valladolid matizaron, sin embargo, que las palabras de su directivo "no constituyen una declaración oficial". El fin del ensamblaje en España y Eslovenia "es un escenario de los muchos" con los que trabaja la empresa, afirmó.

La planta de Valladolid ha estado en el punto de mira desde que el Modus, el modelo que se le asignó en 2005, no obtuvo el éxito esperado. Los principales directivos de la empresa han repetido en distintas ocasiones que su futuro está ligado a los modelos eléctricos. Este modelo llegó en noviembre pasado. Entonces, la compañía asignó a la planta a principios de noviembre un pequeño biplaza eléctrico derivado del prototipo Twizy Z.E. Concept, del que se fabricarán 20.000 unidades anuales. Esta asignación es parte del plan de la corporación de fabricar en 2012 un nuevo motor en la factoría y en 2013 un nuevo vehículo convencional, para lo que sería necesaria una inversión de 500 millones de euros. Renault prevé que la producción alcance 100.000 unidades en 2013. Renault reserva así para su planta de Flins (a 45 kilómetros de París) el coche derivado del prototipo Zoe, que concentrará el 66% de las ventas y será el corazón de su gama de vehículos eléctricos. Pélata se reunió esta semana con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, a quienes garantizó la continuidad de la planta hasta 2017.

RENAULT 31,36 -5,06%

La deslocalización de la producción hacia plantas más baratas preocupa al Ejecutivo francés, que posee el 15% del capital del fabricante. El mismo jefe del Estado, Nicolás Sarkozy, ha pedido que se presente "próximamente" el presidente de Renault, Carlos Ghosn. Ayer, Estrosi advirtió que el Estado no se quedaría inactivo ante esta situación que perjudica a Francia.

Valladolid ya redujo su producción en 2009

En la planta que Renault mantiene en Valladolid se fabrican el Clio, el Modus y el Gran Modus. El año pasado, las instalaciones redujeron un 3,3% su producción, hasta un total de 86.607 automóviles, según datos de la patronal de fabricantes española Anfac.

En el primer semestre de 2009, se fabricaron en Valladolid 8.000 unidades del Clio de tercera generación. En la fábrica eslovena de Novo Mesto, se fabricaron unos 17.000 vehículos de este modelo, frente a las 180.000 en Turquía en el conjunto de 2008 y las 125.000 en Francia en el mismo periodo.

En España, el vehículo más vendido es el Renault Mégane, con 52.156 unidades en 2009, y cuya versión coupé se ensambla en Palencia. Se vendieron 23.278 coches Clio y unos 2.777 entre Modus y Gran Modus.