Plan de rehabilitación

Los tres grandes bancos de Japón apoyan la bancarrota de Japan Airlines

Los tres grandes bancos nipones apoyaron hoy el plan de Japan Airlines (JAL) de declarar la bancarrota, una de las mayores de la historia de Japón, después de reunirse con el ministro de Transporte, Seiji Maehara.

Los tres principales bancos de Japón (Mitsubishi UFJ, Mizuho y Sumitomo Mitsui) se mostraron de acuerdo con el plan de rehabilitación, que se presentará el próximo martes, y se unen así al Banco de Desarrollo de Japón, principal acreedor de JAL, que ya aceptó el recurso de la bancarrota, informó la agencia Kyodo.

La primera aerolínea de Japón podría salir de la bancarrota en tres años después de reducir empleo, su fondo de pensiones y muchas de sus rutas internacionales, indicó por su parte el diario Nikkei. La aerolínea, cuyo futuro se decidirá en los próximos días, recibirá previsiblemente hoy el apoyo formal del Gobierno para que se declare en bancarrota, tal y como propone el fondo de inversión paraestatal encargado de su plan de viabilidad, según ese diario.

Asimismo, el primer ministro nipón, Yukio Hatoyama, pidió hoy el apoyo de los jubilados de JAL para que acepten un recorte de sus pensiones, lo que deberá ser aprobado por las dos terceras partes de sus 9.000 beneficiarios. Ese recorte es necesario para que la deuda de JAL, que se calcula en 1,5 billones de yenes (11.222 millones de euros), se reduzca hasta que su activo supere sus obligaciones y pueda iniciar su plan de reestructuración.

Se espera que la suspensión de pagos y el recorte en el pago de pensiones suponga una reducción de su pasivo en 700.000 millones de yenes (5.237 millones de euros). JAL se desplomó hoy en la Bolsa de Tokio hasta alcanzar el límite de caída debido a la posibilidad que se declare en bancarrota, a que su recorte en el plan de pensiones sea rechazado y a su previsible salida de las cotizaciones en el Nikkei.

El proceso de rehabilitación de JAL conllevará la reducción de hasta un tercio de su fuerza laboral, la liquidación de algunas de sus áreas de negocio y la cancelación de 12 rutas domésticas y 14 rutas internacionales deficitarias, que se sumarán a otras 21 en proceso de finalización.