Aunque sigue esperando una propuesta

General Motors procede al cierre de Saab porque ninguna oferta es viable

El grupo automovilístico General Motors está procediendo al cierre de su filial Saab, al constatar que ninguna de las ofertas recibidas por la firma sueca es viable, según aseguró hoy el presidente y consejero delegado de la compañía estadounidense, Ed Whitacre, en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Detroit.

"Estamos cerrando Saab", explicó Whitacre. Estas declaraciones se producen después de que el consorcio con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, contratara a la empresa AlixPartners para que lleve a cabo el cierre ordenado de su filial escandinava, aunque aseguró que seguía revisando la viabilidad de las ofertas recibidas por ésta.

En este sentido, el vicepresidente de la corporación, Bob Lutz, señaló que las propuestas recibidas por General Motors por Saab "están lejos" tanto en términos de riesgo como en el ámbito financiero de lo que sería aceptable para la compañía. Además, indicó que el grupo seguiría adelante con el cierre a menos que llegara una oferta financieramente satisfactoria.

Asimismo, el vicepresidente de la corporación estadounidense indicó que General Motors ha estado retrasando muchos años tomar una decisión sobre el futuro de Saab y se mostró "satisfecho" de que se haya acordado alguna medida sobre el futuro de la marca sueca.

Por otro lado, Lutz señaló que actualmente cualquier empresa interesada en hacerse con Saab tiene un tiempo limitado para remitir una oferta por la firma automovilística escandinava, que haga que el grupo se retracte de su decisión de cerrar la marca. "Estamos escuchando" añadió.

El cierre de Saab, empresa que cuenta con más de sesenta años de historia, supondría la supresión de 3.400 puestos de trabajo en Suecia y afectaría a un total de 1.100 concesionarios que comercializan la marca en todo el mundo.