Secretario del Tesoro

Presión sobre Geithner por las ayudas a AIG

Los problemas generados por la implosión de AIG en 2008 y la intervención gubernamental que evitó su desplome acorralan al secretario del Tesoro, Tim Geithner. El legislador republicano Darrell Issa ha conseguido que la entidad le remita unos correos electrónicos que dejan claro que la Reserva Federal de Nueva York, dirigida entonces por Geithner, presionó a la aseguradora para no revelar detalles sobre los pagos hechos a bancos como Goldman Sachs, Société Générale y Deutsche Bank para cerrar los contratos de derivados que tenía.

El contenido de estos correos fue hecho público ayer por Bloomberg. Aquellos pagos, que sumaban 62.000 millones de dólares (43.280 millones de euros), fueron muy controvertidos porque se efectuaron con dinero público, dada la incapacidad de AIG para hacer frente a ellos, y se percibió como un segundo rescate a la banca. Las entidades no sufrieron las consecuencias del riesgo que tomaban con la aseguradora pues cobraron la integridad de lo que se les debía. A resultas de la presión, AIG no explicó a la SEC en detalle lo que había pagado a sus contrapartes.