Las más agresivas de los últimos años

La ola de frío polar desluce el estreno de las rebajas de invierno

El Corte Inglés alcanza los dos millones de visitantes en sólo un día de descuentos

Carteles anunciando rebajas es distintos establecimientos comerciales.
Carteles anunciando rebajas es distintos establecimientos comerciales.

No contaban con la nieve. El pistoletazo de salida a la que promete ser la campaña de rebajas más agresiva de los últimos años se vio deslucido por un elemento inesperado: el temporal que azota el país. En los grandes centros comerciales -en buena medida, porque estaban a cubierto- la afluencia de público no se vio empañada por la ola de frío. Bien distinta era la situación a pie de calle, donde las colas para entrar en las tiendas urbanas eran mucho menos habituales que en años anteriores.

Pese a todo, la cadena española de grandes almacenes por excelencia, El Corte Inglés, apuntaba ayer que la afluencia a sus establecimientos superó los dos millones de personas. Pero que los clientes acudan a las tiendas no conlleva necesariamente que tiren de cartera. De hecho, la reducción del gasto es una de las principales preocupaciones del sector. La Patronal del pequeño comercio apunta que este año sus ingresos serán un 5% inferiores a los de hace un año y rondarán los 5.600 millones de euros.

En buena medida porque los comerciantes llevan meses tirando a la baja de los precios para tratar de relanzar unas ventas en punto muerto a causa de la crisis. Pero las rebajas no sólo parten este año de precios más bajos, sino que los descuentos son mucho más agresivos ya que de media rondan el 50% e incluso pueden alcanzar el 70%.

Y es que los clientes más madrugadores a la hora de ir a las rebajas lo que buscan -como siempre lo han hecho- son los chollos. Esas ofertas que sólo están al alcance de los más avispados. Aunque cada vez es más complicado conseguir la oferta más tentadora, porque el calendario de rebajas depende de las comunidades autónomas y en cadenas como H&M, Mango o Cortefiel llevan días con los carteles de descuento en sus escaparates.

La clienta modelo de El Corte Inglés

Madrugadora es, precisamente, la protagonista de la campaña de rebajas de El Corte Inglés. La cadena presidida por Isidoro Álvarez ha escogido este año a una de sus clientas, Ana Zalba, para protagonizar los spots, que tradicionalmente confiaba a un rostro conocido. Pero la campaña no es lo que parece.

La cadena de distribución asegura que la protagonista del anuncio es la primera persona que desde hace 20 años entra puntualmente en uno de sus establecimientos para aprovechar los descuentos. Sin embargo, se trata de una clienta más. El Corte Inglés ha confiado esta campaña a la agencia Zapping/M&CSaatchi que llevó a cabo un casting para elegir a la protagonista. "Fue una casualidad, porque yo estaba en un restaurante cuando me vieron los de Zapping", reconoce Ana Zalba. "Pero soy una entusiasta de las rebajas de El Corte Inglés, incluso cuando vivía en California nos quedábamos en España dos o tres días más cada Navidad para aprovechar a las rebajas", apunta.

El director de publicidad de El Corte Inglés, Javier Aguado, asume que "se trata de una ficción". "Tenemos 70 centros abriendo a la vez y no puede haber nadie que sea siempre la primera persona que compra en rebajas". El responsable de publicidad se muestra satisfecho con el cambio de estrategia con la que pretenden "hacer un homenaje a los clientes anónimos y fieles cada año a nuestras rebajas". Además, reconoce que la ausencia de un rostro famoso ha permitido una reducción del gasto de la campaña. "Pero no es tan sustancial, en ningún caso hay ningún motivo económico en este cambio de estrategia".

Tener un diseñador en nómina

Puede que sea una tendencia temporal. Una búsqueda de clientes que persigan moda de diseño a precios asequibles. Sin duda, la cadena que más éxito ha tenido con esta estrategia ha sido la sueca H&M. Su última colección de lujo a bajo coste la ideó la diseñadora de complementos Jimmy Choo. Sólo estuvo unas horas a la venta y dio origen a colas de clientes a la puerta de sus tiendas, pese a que las unidades estaban contadas. Un éxito fugaz que no evitó que las ventas comparables de H&M en noviembre se redujeran un 9%. También la británica Top Shop acaba de introducir nuevos diseñadores a su nómina como Ann-Sofie Back o Jonathan Saunders

En España, la cadena barcelonesa Mango ha encargado a Moisés de la Renta (hijo del diseñador dominicano âscar de la Renta) una edición limitada de camisetas a precios de entre 25 y 35 euros.

Sin embargo, el diseño a bajo coste no va a llegar, a menos a corto plazo, al otro gran nombre de la moda española. La multinacional gallega Inditex no tiene intención de dar cabida en sus estanterías a diseños de algún gurú de la moda. No en vano, desde la empresa de Arteixo se muestran muy confiados en el alto componente de moda de sus propuestas, sin necesidad de grandes nombres que la avalen.

Empleo

2009 ha hecho mella, y de forma significativa, a los trabajadores del sector del comercio. Aunque sólo representa el 3% de todo el empleo dedicado a esta actividad (unos tres millones de personas), en el último año se han destruido cerca de 90.000 empleos vinculados al comercio. Una reducción de plantillas que tiene su reflejo en el cierre de locales, ya que han echado la llave más de 40.000 establecimientos de los 650.000 que integran el sector. La patronal asume que la crisis ha conllevado una reorganización que, en cierta modo, ha mejorado la rentabilidad.