Primer puesto mundial

Ferrovial lidera la inversión en concesiones con 54.000 millones

Con activos como la autopista canadiense 407 ETR de Toronto, los seis aeropuertos del gestor aeroportuario británico BAA (entre ellos el londinense de Heathrow), la autopista SH 130 de Texas, o parte en la gestión del metro de Londres, la española Ferrovial repite en el primer puesto mundial entre los inversores en infraestructuras de transporte, con 77.560 millones de dólares (54.145 millones de euros) puestos en juego desde 1985.

La compañía que controla la familia Del Pino declara su participación en 41 sociedades concesionarias y gran parte de su esfuerzo se produjo un año antes de la crisis financiera mundial, en julio de 2006. Por entonces dedicó 24.300 millones de dólares a hacerse con mayoría en el capital de BAA.

El ranking ha sido elaborado por la publicación estadounidense Public Works Financing (PWF) y destaca a seis empresas españolas entre las 11 firmas más destacadas en su apuesta por las concesión de infraestructuras.

FERROVIAL 30,44 0,83%

ACS, tercera

Además de Ferrovial aparece ACS, tercera con 57 activos y 35.100 millones de dólares invertidos. Abertis es sexta con una cantidad que alcanza los 21.220 millones de dólares en 39 concesiones, entre las que destaca la titularidad de la francesa Sanef; OHL es octava al gestionar 28 infraestructuras, con especial peso en México y Brasil, que acumulan inversiones por 15.580 millones de dólares; Global Vía es novena, con 15.020 millones y 41 activos en su cesta de inversiones, y Sacyr ocupa la undécima posición con 9.420 millones de dólares repartidos entre 23 concesiones.

Al margen de las entidades españolas, el segundo puesto hasta octubre de 2009 es para la entidad australiana Macquarie, con 36.760 millones de dólares. Entre sus referencias figuran las autopistas 407 de Toronto, Chicago Skyway e Indiana Toll Road, tres activos que comparte desde hace años con Ferrovial.

Las 11 primeras compañías del listado de PWF suman 351 concesiones con una inversión de 303.000 millones de dólares desde 1985. Entre todas ellas ACS es la que cuenta con un mayor número de participaciones (57).

Al margen de las firmas españolas y de la entidad financiera australiana, aparecen las francesas Vinci y Bouygues y las germanas Hochtief (cuyo primer accionista es ACS con el 30% del capital) y Bilfinger Berger.