Menos de la mitad que en 2008

El consumo de carbón nacional se limitó a 3 millones de toneladas hasta agosto

El consumo de carbón nacional ascendió entre enero y agosto de 2009 a 3 millones de toneladas, lo que supone menos de la mitad de los 7,3 millones consumidos en todo 2008, según una respuesta del Gobierno a una pregunta escrita realizada por el diputado de IU Gaspar Llamazares.

El consumo de carbón autóctono ha bajado de forma significativa desde 2007, año en el que se consumieron 11,2 millones de toneladas, debido a la crisis económica.

El Ejecutivo apunta que -según los datos correspondientes a agosto de 2009, "último dato fiable dispone",- la producción de carbón autóctono alcanzó en los ocho primeros meses del pasado año 6,4 millones de toneladas, frente a los 10,2 millones de todo 2008, y los 11 millones de 2007.

Debido a la caída del consumo de carbón nacional, principalmente por su menor uso para la generación eléctrica, el "stock" (existencias) de esta materia prima se ha incrementado de forma notable.

Así, el pasado mes de agosto se alcanzaron unas existencias de 7,1 millones de toneladas, por encima de los 4,5 millones de toneladas contabilizadas al cierre de 2008, o los 1,6 millones a finales de 2007.

El Gobierno considera que, "en términos generales", el Plan Nacional del Carbón 2006-2012 se está desarrollando "según lo dispuesto", tanto en términos de reestructuración y ordenación de la minería como en lo relativo a las medidas de reactivación de las comarcas mineras.

No obstante, admite que es "inevitable" tener en cuenta la repercusión que la crisis económica ha tenido en el sector del carbón, en concreto en el menor uso del carbón nacional para la generación eléctrica y en las mayores dificultades de financiación de los proyectos de generación de empleo.

En su respuesta, el Ejecutivo expresa su "firme voluntad" de hacer frente a estas "desfavorables circunstancias" para cumplir "todos los extremos del Plan".

Para ello, apuesta por la prórroga del reglamento europeo 1407/2002, que expira en próximo 31 de diciembre y bajo el cual se conceden las actuales ayudas.

La crisis del sector también se ha traducido en una continua merma del empleo.

Según los datos facilitados por el Gobierno, el número de trabajadores del carbón se situó en julio de 2009 en 7.967, frente a 8.423 de diciembre de 2008, 8.692 de 2007, 9.078 de 2006, y 9.430 de 2005.

El Ejecutivo subraya que hay que valorar las medidas de apoyo puestas en marcha, entre las que destaca las infraestructuras y los proyectos empresariales desarrollados en las comarcas mineras, las acciones formativas o los trabajos medioambientales en Investigación y Desarrollo (I+D).