Reyes Magos

El libro electrónico se anima pero no logra ser el regalo estrella de la Navidad

Las ventas de libros electrónicos mejoraron esta Navidad respecto a la anterior pero no fueron el regalo estrella, como muchos auguraron, porque siguen teniendo algunos inconvenientes, por ser tan nuevos en el mercado: muchos contenidos no están disponibles para este formato y los clientes no sienten la necesidad de consumo, informaron a Europa Press fuentes de El Corte Inglés y de Happy Books.

El libro electrónico de The Barnes & Noble.
El libro electrónico de The Barnes & Noble.

En las dos tiendas que Happy Books tiene en Barcelona se han vendido un centenar de libros electrónicos durante la campaña navideña, lo que multiplica por cinco las ventas de la misma época del año pasado.

Fuentes de Happy Books se mostraron satisfechos por las ventas, aunque reconocieron que es un producto "del que se habla mucho en los medios de comunicación para lanzarlo pero todavía le falta. Crea mucha curiosidad, pero no se agota", constataron.

Según fuentes de El Corte Inglés, los libros electrónicos no han sido "ni mucho menos" el regalo estrella de esta temporada y sus ventas "aún no son comparables" a las del libro en papel, pero "está empezando a crearse mercado" y "todo indica" que se está creando el caldo de cultivo necesario para que lo sea la Navidad que viene.

La rapidez con la que evoluciona la tecnología tampoco incentiva de momento las ventas de los libros electrónicos, y es que el mes que viene está previsto que Apple empiece a comercializar en Estados Unidos el Tablet, una especie de iPhone grande, de unas 10 pulgadas de pantalla, con las funciones de un ordenador portátil pero con el teclado táctil, integrado a la pantalla.

Se ha observado que muchos de los compradores de 'e-books' son profesionales que tienen que leer muchos documentos en pantalla, y que prefieren hacerlo en la de tinta electrónica de un libro electrónico que en la del ordenador portátil, que cansa más la vista. Además, a este colectivo no le importa que haya pocos contenidos literarios disponibles para 'e-book' porque no es el principal uso que le darán.

La expectación por ver la evolución de estos aparatos y la falta de necesidad de consumo que tienen los clientes en general hacen que las ventas vayan creciendo pero no den el salto definitivo.

En todo caso algunos, como el libro electrónico Leqtor que comercializa el portal de Internet homónimo, rompen estadísticas: los 5.000 ejemplares que pusieron a la venta se agotaron en dos semanas y ya están en curso otras dos remesas.

Su secreto es que es el único con software en catalán y que tiene un precio muy competitivo (99 euros), explicaron a Europa Press fuentes de 36L, empresa que impulsó el portal Leqtor, en el que además se venden contenidos para 'e-books' en catalán y español, junto a la editorial Vicens Vives y la librería Abacus.

'Leqtor.com' lleva un mes y medio en funcionamiento y ya ha registrado más de 3.000 descargas, aunque sus responsables confían que superen las 4.000 a final de este mes porque muchos fueron regalos que se hicieron hoy, por lo que sus propietarios empezarán ahora a descargar contenidos.