Madrid, a la cola del pelotón

Madrid, a la cola del pelotón


En Madrid se ve casi de todo, menos bicicletas.

Te das una vuelta por el centro y te puedes topar con un tricornio acharolado, con una misa en rito mozárabe o con decenas de ferreterías. Pero ni una persona en bicicleta. Y tampoco es fácil encontrar alguno de los 106 kilómetros de carril bici que, según Pedalibre, hay en la capital española.

La ausencia de las dos ruedas quizá pasase desapercibida hasta hace poco. Pero ahora que numerosas ciudades españolas y europeas han apostado por ese medio de transporte, resulta sorprendente que Madrid se quede relegada al pelotón de los atascos.

Barcelona ya cuenta con 156 kilómetros de carril bici (céntrico) y con un sistema de transporte público en bicis cuya finalidad, según su página web, "es cubrir los pequeños trayectos diarios que se hacen por dentro de la ciudad". El mismo sistema funciona con éxito en París o Bruselas. Y Londres ya ha anunciado que lo introducirá próximamente. El fenómeno alcanza tal envergadura, que la editorial Lonely Planet ya ha publicado una guía de París para recorrer la capital francesa con las bicicletas del ayuntamiento.

En Madrid, mientras tanto, incluso la burguesía supuestamente ilustrada sigue en contra de introducir la bici en una ciudad "de cuestas empinadas, donde ser ciclista es más arriesgado que ser funambulista". Y la ciudad sigue amaneciendo, como cantaba el desaparecido Hilario Camacho, "con ruido, con humo y oscuros borrones flotando entre nubes". Y lo que es peor, con un tráfico esclerótico que impide desplazarse en más de dos ruedas.

Foto: escaparate de la tienda de bicicletas Calmera en la calle Atocha de Madrid (B. dM. 4-1-10).

Comentarios

Madrid no da para bicicletas, aunque bien podian adaptar algunos trayectos a poblaciones del extra radio, donde si existe espacio material en los arcenes. Un ejemplo claro es el trayecto Alcorcón - Madrid, donde si existe un camino al margen de la carretera, pero no está acondicionado.La bici en el centro se queda para ciudades con planteamientos urbanisticos generosos.
Vivo en Madrid y uso la bici y aunque suscribo que ir en bici por Madrid es casi como hacer surf en la capital, también tengo que decir que la cosa está algo mejor que hace unos años. Aunque tímidos y mirados con suspicacia, empieza a haber carriles bici, por ejemplo entre Moratalaz, Vicálvaro y San Blás. Y empiezan a aparecer iniciativas para integrar la bici en la vida de Madrid, como el servicio de la Universidad Autónoma "cibi UAM" o en algunas ciudades de la Comunidad, como Aranjuez, que empiezan a ofrecer un servicio público de alquiler de bicis. Lo triste es que por ahora la gran mayoría de esos planes intentan integrar la bici no como un medio de transporte urbano, sino que facilitan su uso deportivo. No hay más que ver que la mayoría de los carriles bici están hechos por parques y montes/descampados entre barrios, dando cientos de vueltas.Estamos a años luz de otras ciudades europeas, pero un poquito más cerca que antes.
Dónde está dicho que es mejor utilizar la bicicleta como medio de transporte que para su uso deportivo?. A mí me parece una guarrería (se suda) y un despropósito montar en bici sin coulotte (o pantalón ciclista corto). Cualquier aficionado a la bici sabe que lo más importante es esta prenda. El casco es accesorio. Bueno, quizás un calzado adecuado que evite resbalones es también bastante conveniente. Pero claro eso implica generalmente un uso deportivo, a menos que uno quiera llegar y ducharse y cambiarse de ropa. Excepto para un trayecto cortito. Y si el trayecto es corto no hay una diferencia importante entre ir en bici jugándose el tipo e ir andando. Andando se va a unos 5 km/h y en bici despacito a unos 15 km/h… hagan sus cálculos … Y se contamina menos, y no se necesita un lugar para candar la bici… Aún más, no estoy en contra del uso de bici en ropa de trabajo y como medio de transporte, de hecho la visión de ciertas prendas y calzados pueden producir un efecto bastante turbador… Yo sé lo que me digo
Álvaro, José, Trastero: gracias por dar tanto valor añadido a este blog con vuestros comentarios. Creo que el quid de la apuesta por la bici está en convertirla en medio de transporte, como apunta José. El sistema del Ayto. de Barcelona incluso deja claro a los usuarios que no se trata de un servicio para hacer turismo ni deporte. Y sí, estoy de acuerdo en que a veces la bici no compensa frente a un paseo. Mi le ma para cogerla o no es "si sudas, no la conduzcas".
Normas
Entra en El País para participar