El sector acumula cuatro años de reembolsos

El patrimonio de los fondos regresa a niveles de 1997

La salida de dinero de los fondos de inversión españoles se ha ralentizado, pero el sector sufrió en 2009 el cuarto ejercicio consecutivo de salidas. El patrimonio a cierre de diciembre se sitúa en 163.053 millones de euros, el nivel más bajo desde diciembre de 1997.

En los últimos 10 años, los fondos han experimentado tan sólo cuatro ejercicios de suscripciones netas. El pinchazo de la burbuja tecnológica a comienzos de 2000, la guerra del pasivo de las entidades financieras y la crisis subprime que se inició en 2007 han provocado salidas de dinero en los fondos en 2000, 2001, 2006, 2007 2008 y 2009.

El último ejercicio se ha saldado con salidas por valor de 11.682 millones de euros, según los datos preliminares de Inverco, la asociación del sector. Se trata de una cifra que, aunque abultada, es menor que los 58.000 millones de reembolsos de 2008 o los 20.435 de 2007. En todo caso, la industria acumula cuatro ejercicio consecutivos de salidas de dinero, en los que se han contabilizado reembolsos netos por valor de 91.951 millones de euros.

En ese periodo, el patrimonio bajo inversión ha sufrido una caída del 30%, hasta los 163.053 millones de euros. Se trata de la cifra más baja invertida en fondos desde diciembre de 1997, justo antes de comenzar el boom tecnológico. Aquel ejercicio se cerró con un volumen gestionado de 162.319 millones de euros, según los datos de Inverco.

El máximo alcanzado por la industria española fue de 254.322 millones de euros en diciembre de 2006, una época de fuertes subidas bursátiles. El Ibex 35 cerró aquel año con un alza del 31,79%. No obstante, el ejercicio se cerró con reembolsos en fondos por valor 20.186 millones de euros, la primera salida neta en cinco años. Por entonces, los tipos de interés en Europa estaban al 3,5% y España estaba inmersa en un intenso boom inmobiliario.

Las entidades financieras iniciaron ese año una agresiva campaña de captación de recursos, a través de depósitos bancarios, para la financiación de créditos a promotores y particulares. Gran parte de ese dinero provino del sector de fondos de inversión. La guerra del pasivo enganchó con la crisis subprime y la recesión posterior, lo que explica la debilidad del mercado de fondos de los últimos cuatro años.

En los últimos 10 años, los fondos españoles han sufrido reembolsos netos por valor de 53.354 millones de euros, mientras que el patrimonio ha descendido en una cuantía de 42.471 millones. Es decir, el descenso del volumen gestionado se ha producido exclusivamente por reembolsos de los partícipes, mientras que las carteras se han apreciado lo suficiente como para mitigar la caída patrimonial en 10.882 millones.

La composición de las carteras de los inversores españoles, excesivamente conservadora, ha beneficiado en este caso a la evolución del sector, porque ha suavizado el impacto de la caída de las Bolsas en la última década. Como también ha ayudado el hecho de que la Bolsa española ha sido la única de las grandes plazas del mundo que se ha revalorizado desde diciembre de 1999.

La cifra

70,4% es la cuota de mercado de las 10 grandes gestoras de fondos. Hace un año era del 72,86%. BBVA tiene una cuota del 19,3% frente al 17,4% de Santander.