El modelo aporta unos 11.700 millones adicionales

Salgado califica de "gran hipocresía" la actitud del PP ante la financiación

En su opinión, la reestructuración de las cajas concluirá este semestre.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, considera una "gran hipocresía" la actitud del PP respecto al nuevo modelo de financiación autonómica. La ministra de Economía asegura que se siente "feliz" de que las comunidades gobernadas por el PP hayan apoyado el sistema de financiación, a pesar de que se abstuvieron en la reunión del pasado 15 de julio del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que acordó el nuevo modelo. "Creo que hubiera sido más leal decir que sí en el Parlamento, pero a estas incoherencias nos tienen acostumbrados", precisó.

A juicio de la ministra, el modelo aporta unos 11.700 millones adicionales y es más justo que el anterior porque permite la actualización automática conforme cambian las cifras de población. Salgado ya ha dado la orden a Tesorería para que se remitan a las comunidades las entregas a cuenta correspondientes a 2009, toda vez que el sistema tiene carácter retroactivo desde enero de ese año.

Respecto a la financiación local, la titular de Economía recuerda que los ayuntamientos han dispuesto en 2009 de 8.000 millones de euros adicionales -procedentes del Fondo Estatal de Inversión Local- y de 5.000 millones para este año del Fondo de Sostenibilidad Local. Estos fondos, según la vicepresidenta, no excluyen la necesidad de un nuevo modelo de financiación, pero permiten a los ayuntamientos disponer de recursos para superar las dificultades económicas de 2010, ya que sus ingresos se van a ver muy reducidos porque, en su mayoría, proceden del sector inmobiliario.

El negocio inmobiliario también causará dificultades a algunas cajas de ahorros, advierte la responsable de Economía, que considera, no obstante, que todas las entidades están "haciendo los deberes", de forma que el proceso de fusiones e integraciones de entidades financieras habrá concluido en seis meses. El presidente del Gobierno fijó para la primavera el fin de la reestructuración de las cajas.

En cuanto a las fórmulas, Salgado cree que la del Sistema Institucional de Protección (SIP) -fusiones virtuales en las que cada entidad tiene un rating único y una sola supervisión por parte del Banco de España pero cada una mantiene su personalidad jurídica independiente- es "un instrumento adecuado".

Salgado se muestra también convencida de que el visto bueno definitivo de Bruselas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) llegará pronto, antes incluso de que Joaquín Almunia asuma la cartera europea de Competencia.