El repunte de los mercados

Grandes bancos y cíclicos, los vencedores de la crisis

Las expectativas de recuperación económica propulsan en Bolsa a los valores más ligados al ciclo

La fuerza compradora que se despertó en marzo superó los funestos presagios que se cernían sobre la Bolsa a comienzo de año. La oportunidad de comprar, viéndolo en perspectiva, fue histórica como consecuencia de los desplomes generalizados que habían afectado a casi todas las compañías. Meses antes, los inversores no habían logrado frenar sus miedos y dieron rienda suelta a una avalancha de ventas indiscriminadas. Las valoraciones llegaron a ser aberrantes, ante el temor de que los beneficios sufrieran fuertes caídas.

Lo nunca visto, Santander y BBVA llegaron a cotizar en marzo a unos PER para 2009 en torno a cuatro veces (actualmente, han regresado a niveles de 10). Sus capitalizaciones menguaron hasta un tercio de las que habían llegado a tener en los máximos históricos.

También los valores cíclicos e industriales, los más afectados por las peores previsiones económicas y de resultados, sufrieron el envite de las órdenes de venta con gran intensidad. Telecinco y Gamesa llegaron a retroceder cerca de un 40% en menos de dos meses y medio.

BBVA ha ganado 30.500 millones de euros de capitalización desde marzo

La situación dio un giro de 180 grados a mediados de marzo. Tras semanas de intensísimas caídas, el mercado quedó limpio del miedo y por fin regresaron las órdenes de compra. Al principio, fueron tímidas, pero a medida que la Bolsa subía, se hacía presente un nuevo temor: quedarse fuera de un rally histórico.

Una vez descartado un gran cataclismo económico, los inversores pensaron que se habían pasado en la magnitud del castigo. Las entidades financieras, los medios de comunicación, las empresas ligadas a la evolución de las materias primas, las compañías industriales, las constructoras, las aerolíneas y las hoteleras fueron las más beneficiadas. Al margen de los valores que forman el Ibex, el ranking de los que mejor se han comportado desde el cierre del 9 de marzo está liderado por Prisa, compañía editora de CincoDías, con un 269,5%, y le siguen Sol Meliá (241,3%), Vueling (205,5%) y Antena 3 (159,2%).

En el selectivo, quienes apostaron por OHL o Santander en el momento del pánico han logrado triplicar su inversión inicial, siempre que hayan resistido la tentación de hacer caja. Por su parte, BBVA, Ferrovial, Abengoa, Telecinco, Arcelor Mittal y Mapfre han remontado entre un 177,5% y un 120,2%. No en vano, el Ibex se ha disparado un 75,1% desde los mínimos y ha cerrado el ejercicio bursátil con un alza del 29,84%, cuando en el peor momento llegó a sufrir unas pérdidas del 25,9%. No obstante, sin incluir el pago de dividendos, ocho valores del índice han concluido el ejercicio con caídas: Sabadell, Endesa, Popular, Gas Natural, Gamesa, Iberia, Enagás y Grifols.

¿Qué hubo detrás de este giro? El constante goteo de optimistas referencias económicas, primero en EE UU y en los grandes emergentes y después en los principales países europeos, acabó por convencer a los analistas. La máquina alcista ya estaba completamente engrasada. Los precios objetivos de todas las empresas españolas comenzaron a remontar como la espuma, y el 82% de los valores del Ibex vieron cómo subía su valoración desde marzo. Los más beneficiados han sido Santander, con un alza del 88%, Acerinox (75%), BBVA (70,1%), Técnicas Reunidas (50,6%) y OHL (47,7%).

Pero existían otras bases. La espiral bajista de los beneficios empresariales se frenó por fin en el verano, tras constantes revisiones negativas desde finales de 2007. El consenso estima que la caída de beneficios de las empresas del Ibex en 2009 ha sido del 21%, pero espera un alza del 5% en 2010 y del 17% en 2011.

En Europa, el fenómeno ha sido muy similar, aunque lo más llamativo en el DJ Stoxx 600 -que incluye valores británicos- es el excelente comportamiento del sector que agrupa a las empresas mineras y de materias primas, que sube el 99,9% en el año, aunque el de banca se dispara el 145% desde mínimos de marzo.

Polos opuestos

-Subidas. Aunque los datos sobre comportamientos pasados no suelen servir como guía para invertir, los últimos 12 meses han dejado algunos muy relevantes. Empresas como las mineras Kazahmys, Boliden o Xstrata se han revalorizado el 469%, el 417% y el 207%, respectivamente. La tecnológica Infineon lo ha hecho en un 352%.

-Desplomes. En el lado contrario se sitúa la automovilística Volkswagen, con un desplome del 69%. Y Royal Bank of Scotland, con el 41%.

Abengoa. Apoyo en emergentes y en energías alternativas

Aunque no formaba parte de las principales apuestas de los gestores para el ejercicio, Abengoa -compañía que ofrece soluciones un energía solar y biocombustibles, así como en tecnología- ha sido una de las empresas más alcistas. A su favor se han unido temas como el potencial de los biocombustibles y la energía solar, así como la actividad de desalación. También su filial tecnológica Telvent ha sido un impulso en el mercado bursátil. No obstante, los expertos destacan posibles riesgos en la presión de los márgenes en el área del bioetanol. Su presencia en mercados emergentes -un 40% de las ventas- ha actuado también como catalizador.

OHL. Brasil y las concesiones animan la cotización

La compañía que preside Villar Mir es de las relacionadas con el área de construcción la que mejor se ha comportado en Bolsa como se percibe en el cómputo de los últimos 12 meses. A su favor juega su significativa presencia en mercados como el brasileño, mexicano y estadounidense, así como la diversificación por áreas de negocio, con un creciente peso de las concesiones. Y ha contado con factores alcistas puntuales, como la concesión de las Olimpiadas de 2016 a Río de Janeiro. Incluso temas, como la ampliación de capital, que normalmente son bajistas, ha acabado siendo bien recibida por el mercado. Prevalece la idea de que OHL tiene proyectos.

Técnicas Reunidas. El crudo y el peso del exterior aúpan el valor

Esta empresa de ingeniería y proyectos industriales ha sido el mejor valor del Ibex en 2009, con una revalorización que se sitúa en el 118% si se tiene en cuenta el dividendo. La subida del precio del petróleo, que se ha mantenido por encima de los 70 dólares el barril, ha sido un impulso para este valor. Aunque menos relacionada con la exploración y producción de hidrocarburos que otras empresas de su sector, una parte importante de su actividad se desarrolla en el área de refino. Los analistas citan otro aspecto positivo: la fuerte internacionalización de su facturación y de su cartera de pedidos. Todavía acumula más consejos de compra que de venta.

Ferrovial. Un año complejo, pero de recorte de riesgos

Las incertidumbres debidas a las diversas negociaciones con las autoridades regulatorias y de la competencia del Reino Unido desde que Ferrovial se hizo con BAA, el mayor gestor de aeropuertos de ese país, han lastrado en diversas etapas la cotización del grupo. Pero también su elevada deuda por esa operación y por otras apuestas por diversificar sus negocios. No obstante, en los pasados 12 meses la empresa ha protagonizado novedades positivas. Aunque la venta del aeródromo londinense de Gatwick se ha hecho con minusvalías, se ha interpretado como un paso para reducir deuda. Ha cerrado la fusión con Cintra y ha ganado una batalla al regulador británico.

Santander. Uno de los pocos bancos que sale fortalecido

Emilio Botín ha logrado sacar partido a la crisis. Santander es una de las pocas entidades que salen fortalecidas de la crisis. Desde mediados de 2008 ha ido realizando compras (Alliance & Leicester o el porcentaje que no controlaba de Sovereign) y fue el primero de los bancos españoles en ampliar capital.

Gracias a la remontada de la acción desde mínimos y a las últimas ampliaciones de capital, Santander se ha hecho con el cetro de la Bolsa española por capitalización, superando claramente a Telefónica. Al cierre de 2009 su valor bursátil alcanza los 95.043 millones de euros, a sólo un 5,2% del nivel psicológico de los 100.000 millones.

Arcelor Mittal. El mayor optimismo tira de las siderúrgicas

Tras un ejercicio anterior en el umbral de la catástrofe -cayó un 66,9% en Bolsa-, el mayor productor de acero del mundo ha triunfado en los mercados bursátiles durante 2009. El grupo euro-indio se ha beneficiado de la capacidad de las Bolsas y del mercado en general para anticipar la evolución de las economías. Y ésta apunta a la recuperación, en especial de las naciones que más consumen o que más crecen en la demanda de acero: Estados Unidos y China, así como India, Brasil u otros grandes emergentes. Los analistas valoran, asimismo, que la compañía ha sabido reaccionar con medidas de recorte de costes y de adaptación de la oferta.