Rebajó su calificación individual a 'B/C' desde 'B'

Fitch ve al mayor banco portugués "presionado" por la recesión

La agencia de calificación financiera Fitch mantuvo hoy la clasificación "AA-" con perspectiva negativa para el mayor banco portugués, la Caixa Geral de Depositos (CGD) pero rebajó su calificación individual por considerarlo "presionado" por la recesión que vive el país.

La agencia bajó a "B/C" desde "B" la calificación individual de la entidad a la que considera también sometida al reto de mantener la rentabilidad operativa y la calidad de sus activos en el marco de la crisis económica lusa.

Fitch espera que los beneficios y márgenes de la CGD continúen bajo la presión de los bajos tipos de interés y los relativamente altos costos de operación financiera.

El banco estatal luso es líder en el sector de los préstamos hipotecarios y su calificación se ve también influida por la del Estado portugués, que fue rebajada en los últimos meses.

Si la rentabilidad y la calidad de los activos se deteriora más de lo esperado y no se mantienen los "ratios" de capital, la calificación individual de la CGD podría ser rebajada, según la agencia, pese a contar con el apoyo del Estado.

No obstante y "pese al entorno de dificultades económicas", Fitch resalta las mejoras en el control de costos y las operaciones financieras realizadas en el banco estatal y la amplia y estable base de depósitos de clientes con la que cuenta la institución.