AECA analiza la transparencia empresarial

Información corporativa y responsabilidad social

En un contexto donde la transparencia informativa se ha convertido en un principio básico, existe una demanda creciente de instrumentos eficaces para medir y comparar el impacto de las empresas, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde las perspectivas social y ambiental.

La información financiera es necesaria pero no suficiente. Las cuentas anuales han de ser complementadas con una información corporativa de carácter multidimensional que permita conocer en cada momento el verdadero estado y resultados globales de las compañías.

En la última década se han producido avances significativos en el que podríamos denominar mercado de la información sobre responsabilidad social, al punto que las grandes corporaciones publican regularmente sus memorias o informes anuales de sostenibilidad. En España, por ejemplo, treinta y tres compañías del selectivo Ibex 35 publicaron en 2008 la Memoria de Sostenibilidad.

El impulso de instituciones y de organismos públicos internacionales, como Naciones Unidas y la Comisión Europea, está haciendo posible que la cultura de la transparencia empresarial en su triple dimensión social, ambiental y económica se empiece a generalizar, no solo entre las grandes corporaciones, sino también entre las pequeñas y medianas.

Ante el nivel de desarrollo alcanzado en relativamente poco tiempo, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, parece llegado el momento de analizar algunos de los problemas detectados que bien podrían poner en riesgo el crecimiento futuro de la información sobre responsabilidad social corporativa.

Aunque en estos últimos años el Global Reporting Iniatitive (GRI) se ha constituido como una referencia internacional para la elaboración de informes de sostenibilidad, sus guías no han podido resolver las dificultades existentes a la hora de comparar la información generada. Al igual que sucedió con la información financiera, es conveniente el desarrollo de unas herramientas estándares y unos estados básicos sobre responsabilidad social corporativa, que puedan ser aplicados voluntariamente por cualquier tipo de organización y soportados por una tecnología fiable al alcance de todos los usuarios.

Para llevar a cabo este tipo de procesos de estandarización, de carácter eminentemente profesional, ha de contarse con la experiencia y el conocimiento de entidades de reconocido prestigio dedicadas al estudio teórico y práctico de la información corporativa, capaces de aglutinar esfuerzos y enfoques.

La Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA), que lleva trabajando treinta años en el campo de la transparencia informativa, ha puesto en marcha diversos proyectos encaminados a sentar las bases de un proceso pionero de normalización de la información corporativa sobre responsabilidad social. El primero de estos proyectos ha concluido con la elaboración de una taxonomía XBRL, de carácter internacional, que puede ser aplicada por cualquier tipo de empresa u organización a través del software gratuito disponible. Los informes XBRL-RSC emitidos establecen un primer paso en la automatización de gran cantidad de información de aspectos tan relevantes sobre la generación de valor, como el crecimiento, la gestión del riesgo y la calidad de los procesos productivos.

La opacidad o falta de transparencia de las empresas se encuentra entre las razones más citadas de la grave crisis actual. El no poder acceder en cada momento a una información veraz y completa sobre el valor generado y el estado global de las empresas, no solo es consecuencia de las carencias en los controles internos y externos, públicos y privados, sino también de la calidad de los instrumentos de medición y verificación con los que se cuenta.

Pedro Rivero / José Luis Lizcano. Presidente y coordinador de la comisión de responsabilidad social corporativa de AECA