Desventajas de estar fuera de la eurozona

La libra perjudica a British Airways en su fusión con Iberia

El acuerdo revela el error de no estar en el euro, según European Movement

Aviones de la flota de British e Iberia.
Aviones de la flota de British e Iberia.

Tom Brown se define como "euroentusiasta" y es además director ejecutivo del Nordestuche Landesbank en Londres, una personalidad relevante de la City. "La libra se ha convertido en un estorbo para los negocios en Inglaterra", explica por teléfono desde su despacho. El último gran motivo que sostiene su apoyo al euro es la fusión de British Airways (BA) e Iberia. "Las conclusiones de la negociación ilustran las desventajas de estar fuera de la eurozona".

"Hace dos años British Airways podía haber obtenido dos tercios de la española pero, con la libra devaluada y el agujero en las pensiones, el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, ha sabido sacarle partido a la negociación para lograr una ecuación de canje del 45% para la española. Sin duda la marginación de la libra en el mercado internacional y su devaluación le han sido de gran ayuda para obtener esta fusión entre iguales", afirma Tom Brown. "Ni la importancia de Heathrow como aeropuerto internacional ni la relevancia de la compañía han logrado imponerse", lamenta.

Tom Brown, que escribió una carta al director del diario británico Financial Times la semana pasada, utilizaba en su texto una metáfora de cricket muy británica de lo que supone para Inglaterra negociar en Europa. "Es como si el bateador va a golpear la pelota y descubre que su propio capitán le ha roto el bate".

Pero la posición de Brown no es la única. Algunos economistas, como el profesor de la London School of Economics Willem Buiter, llevan años alertando del riesgo de permanecer más tiempo abrazados a la libra.

El partido Liberal Demócrata y el Laborista están oficialmente a favor, siempre que se cumplan ciertos requisitos económicos que hoy no se dan. El tema es tan impopular que ningún gobierno quiere enfrentarse al cambio.

Sin embargo, cada vez más británicos toman una posición crítica ante el venerado pound. Casos como el de la crisis del banco Northern Rock dieron ya la voz de alarma hace dos años.

La organización pro europea European Movement es otra de las voces que se ha alzado en favor de la moneda común y está utilizando la crisis como un "catalizador para el cambio".

"En todo el mundo, grandes compañías están cooperando y fusionándose para ser competitivas y reducir costes. La fusión entre British Airways e Iberia ha de ser observada desde la misma perspectiva. El hecho de que Gran Bretaña no esté en la eurozona hará más difícil mantener su estrategia de negocio y los resultados en la negociación han evidenciado este handicap", asegura Richard Laming, secretario de European Movement.

Un portavoz de British Airways afirmó ayer a este diario que el cambio de moneda se ha contemplado en la fusión, pero "no ha influido muy seriamente".

"Ha podido afectar en la capitalización porque con la libra baja la compañía valía menos, pero su peso específico es muy escaso y circunstancial. Igual que hoy baja, mañana puede estar muy alta. También hay que tener en cuenta que Reino Unido saldrá de la crisis antes que España, según los últimos informes internacionales."

European Movement afirma que el mundo ha cambiado desde que la opción del euro se debatió por última vez en 2001, cuando Tony Blair estaba en Downing Street. Por un lado, el euro se ha estabilizado y es ahora una moneda fuerte. Por otro, los mercados asiáticos han crecido hasta producir un cuarto del PIB mundial. En este contexto, la libra se ha convertido en un jugador demasiado pequeño.

Los expertos creen que la devaluación de la divisa ha trastocado el reparto

El euro prevalecerá en TopCo

Los gastos principales de una aerolínea son el combustible y la flota. El primero se negocia en dólares. La flota, en euros o dólares, ya que las principales proveedoras son Boeing y Airbus. Así, las monedas de referencia en la fusión serán el euro por ingresos y el dólar por costes de operación. La libra quedará, por tanto, relegada a un segundo plano. "Las consecuencias de una fusión dominada por el euro no pueden ser subestimadas", afirma Brown. "Si no surgen nuevas generaciones de administradores que sepan gestionar a British Airways en el nuevo contexto, la compañía se convertirá en una subsidiaria de Iberia".

Déficit

Ambas compañías firmaron el acuerdo de su fusión el pasado 12 de noviembre, aunque Iberia se ha reservado la posibilidad de dar marcha atrás si no se soluciona el problema del déficit de las pensiones de la británica, que se ha llegado a cifrar en unos 3.000 millones.