_
_
_
_
Biocombustibles

Al bioetanol le falta despegar

La producción de este combustible en España sigue por debajo del objetivo legal, dejando el cómputo de biocarburantes lejos de las expectativas del sector.

El bioetanol sigue sin despegar. Según el análisis de la Asociación de Productores de Energías Renovables (Appa), patronal del sector, "el consumo de bioetanol está siendo inferior al requerido para cumplir el objetivo obligatorio de biocarburantes en la gasolina", según ha explicado el organismo. La razón, analiza la Appa, la dilación de los operadores petroleros. "Entendemos que están dejando el cumplimiento para el final", explicaManuel Bustos, director de la división de biocarburantes.

Por final se entiende el 31 de diciembre de 2009. Entonces se realizarán los cálculos sobre la cuota de mercado de los biocarburantes. Durante el primer semestre, alcanzaron el 2,97%, por debajo del objetivo obligatorio, fijado legalmente en 3,4% para todo 2009. Del cómputo de consumo global, Appa deduce que la cantidad de bioetanol puesta en el mercado durante el primer semestre del año ha alcanzado el 1,87% en relación a la gasolina, insuficiente para cumplir con la obligación legal, del 2,9%.

El sector demanda mayor claridad regulatoria que dé un empuje a la producción de biocarburantes en España. Por ello, reclama al Gobierno fijar legalmente el objetivo del 7% de cuota de mercado de cara a 2011 previsto en el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética. "Nos gustaría que Industria no demore más su compromiso", explica Bustos. El sector pide que se fijen obligaciones anuales crecientes hasta 2020.

En cuanto al biodiésel, el sector reconoce avances respecto a principios de año, cuando se trasladó la situación "crítica" de este biocarburante, debido en gran parte a la importación de biodiésel subvencionado de Estados Unidos y de otros países, que coparon el 71% del mercado español. En marzo de 2008, un total de 36 plantas estaban totalmente paradas, así como las inversiones por valor de 600 millones de euros. El sector atravesaba una situación "crítica", según denunció la Appa.

Aquel episodio se resolvió con medidas por parte de la Comisión Europea, que fijó aranceles compensatorios para el biodiésel procedente de EE UU. La resolución "está teniendo efectos muy importantes", según Bustos, si bien la Appa asegura que se está registrando la entrada fraudulenta de biodiésel en Europa, "procedente de Canadá, vía Holanda, que entra en la UE y en España sin aranceles. Sospechamos que en realidad proceden de Estados Unidos", explica Bustos.

El sector ha localizado otro canal de entrada de biodiésel "más sutil", un resquicio legal por el que se cuela todo biodiésel que no alcanza el 20% en la mezcla con gasóleo. Los aranceles compensatorios sólo se aplican a biodiésel puro o a gasóleos mezclados hasta el 20%. De ahí que si se registra el 19% de biodiésel y el 81% de gasóleo, la medida legal queda sin valor. De esta forma, sigue entrando biodiésel procedente de EE UU.

Ahora, las importaciones también subvencionadas por otros países, como Argentina, Malasia o Indonesia, "pueden llegar a ser tan dañinas como las estadounidenses si no se adoptan medidas a tiempo", explican desde Appa.

"Sin llegar a la cuota estadounidense, el biodiésel importado de Argentina está creciendo considerablemente, mientras en España hay mucha capacidad de producción, que ha seguido aumentando durante 2009", explica Bustos.

Para paliar esta situación, la patronal del sector ha puesto sobre la mesa que la obligación de biocarburantes sólo pueda cumplirse con biocarburantes fabricados en la Unión Europea, al tiempo que se adoptan disposiciones adicionales para incrementar la demanda de biocarburante mediante mayores obligaciones.

Francia, Portugal o Italia ya han adoptado medidas para asegurar la supervivencia de la producción nacional de biocarburantes. Se trata, según la Appa, de aplicar soluciones similares en España para apuntalar el sector.

Argentina se recupera

La crisis económica y las enormes existencias de biodiésel estadounidense acumuladas en Europa llevaron al mercado argentino de biocarburantes casi al estancamiento el pasado año. Pero, tras la baja actividad registrada en 2008, el comercio internacional empieza a recuperarse y el promedio de actividad de las fábricas alcanzará el 60% en 2009, según ha explicado la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.Argentina tiene una capacidad de producción de biodiésel estimada en 2,2 millones de toneladas. Ahora, la demanda interna está aumentando y el sector ha realizado inversiones de 500 millones de dólares para sufragarla.El aumento de la demanda interna y el empuje de la actividad económica azuzarán las exportaciones, que podrían alcanzar "valores de promedio récord, superiores al 90%, si se mantienen las condiciones internacionales", según ha explicado Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles. Según la revista especializada Oil World, la producción mundial de biodiésel registrará en 2010 un incremento del 20% interanual.El problema de los países productores y exportadores de semillas para la producción de biocarburantes sigue siendo el exceso de capacidad, que alcanzará cerca de 46 millones de toneladas a finales de 2009, ocho millones más que el pasado ejercicio.Según esta revista con sede en Hamburgo, la producción mundial de biocarburantes se acelerará a partir de 2010, impulsada por programas obligatorios de los Gobiernos sobre la de mezcla de biocombustibles y diésel.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_