Encuentro de Empresarios de Automoción

El nuevo presidente de Seat carga contra la gestión de sus predecesores

El nuevo presidente de Seat, el británico James Muir, ha arremetido hoy contra la falta de liderazgo de sus antecesores en el cargo, ha advertido de que en la compañía "no todo el mundo rema" en la misma dirección y ha asegurado que en Alemania hay "más pasión por que la marca tenga más éxito que aquí".

Muir ha protagonizado hoy la ponencia más polémica de cuantas se han podido escuchar en el XXIV Encuentro de Empresarios de Automoción del IESE, donde ha cargado sin reservas contra la gestión que se ha hecho de Seat en los últimos años.

Muir, que ocupa la presidencia de Seat desde el pasado septiembre, ha afirmado que durante "muchos años" en la compañía "ha faltado un buen liderazgo" y no se ha logrado dotar a la marca de una "personalidad nítida".

"A Seat en España no se la ve como una marca, sino como una institución", ha apuntado Muir, que ha abogado por trabajar para que la firma encuentre su nicho de mercado, se reconozca como marca y se diferencie de las demás.

VOLKSWAGEN AG 132,28 -4,08%

Tras recordar que es el primer presidente con contrato de Seat desde que la marca es filial de Volkswagen, ha señalado que va en el mismo barco que toda la plantilla y que si éste se hunde, se hunde él también.

"Necesito un equipo que quiera ganar. Esto no significa que no haya buena gente en Seat, que la hay, sino que no todos reman en la misma dirección", ha afirmado Muir, que ha avanzado que hará algunos cambios e inyectará savia nueva en la compañía, y que él "personalmente" echará a quienes no se impliquen en el proyecto.

Muir ve "más pasión" en que tenga éxito la marca Seat en Alemania, donde está la sede de Volkswagen, el grupo matriz, que en España, "desafiando a toda lógica".

El máximo responsable de la automovilística española ha hecho también referencia a la crisis que vive el sector y ha pedido el apoyo de toda la sociedad española, y no sólo de los gobiernos, para salir de ella.

Ha dicho que España tiene que aprender a vender mejor sus productos en el extranjero -"las mejores olivas son españolas y se piensa que el mejor aceite es el italiano"- y ha apelado al "orgullo español" para salvar la industria del motor, radicada principalmente en Cataluña.

De cara al futuro, Muir ha explicado que Seat tratará de avanzar en la consolidación de la marca y de su posicionamiento en el segmento del mercado medio.

La alternativa "premium o de prestigio", ha indicado, es una opción casi imposible de alcanzar para Seat, ya que España no tiene tradición en este sector ni una "imagen de particular prestigio", mientras que en la gama baja o "low cost" no puede operar, básicamente por motivos de costes laborales.

Muir ha coincidido en este acto con el consejero director general de Nissan España, Fumiaki Matsumoto, quien ha advertido de que la industria del automóvil corre el riesgo de sufrir las consecuencias de una crisis como la que atravesó el sector textil la década pasada, que perdió a la mitad de sus trabajadores.

"Pero esto tiene solución", ha apuntado Matsumoto, que ha explicado que Nissan ha puesto en marcha un plan en las factorías de Barcelona para garantizar su viabilidad y competitividad frente a países como China o Tailandia, con costes laborales muy inferiores.

Matsumoto ha confirmado, asimismo, que Barcelona es una de las candidatas a fabricar un coche eléctrico de la marca y que él trabajará para lograrlo.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha sido el encargado de clausurar las jornadas, en las que han participado unos 150 empresarios del sector del automóvil.

Montilla ha ofrecido al sector todo el apoyo del Gobierno catalán para que continúe siendo una pieza clave de la economía de Cataluña.

El presidente catalán ha pedido a los empresarios que no den la batalla por perdida, sino que sean "proactivos e imaginativos" en época de crisis, y ha instado a las empresas del sector auxiliar a que establezcan alianzas para hacerse más fuertes.