Federico París. Socio fundador de Teams

"La empresa española tiene que subir su nivel"

Este ingeniero y catedrático cree que la industria debe madurar para plantear a la universidad retos en investigación y desarrollo

El catedrático Federico París (Málaga, 1951) fundó "con mucha ilusión" en 2006, junto a su colega José Cañas, la empresa Teams. Daban el salto desde la universidad a la actividad privada para realizar ensayos de materiales y estructuras de aviones. Sus principales clientes son EADS y Airbus.

El proyecto de Teams ¿cómo surge?

Desde el primer día que sacamos la plaza de catedráticos y nos pusimos a trabajar. Siempre he pensado que nosotros, además de dar clases e investigar, que lo hacemos con mucha ilusión, estábamos para transferir nuestro conocimiento a la empresa. Llegó un momento en que ya era necesario hacerlo desde una instalación externa a la universidad por el tamaño.

Las estadísticas hablan de que precisamente esa transferencia de la universidad a la empresa está muy retrasada respecto a otros países.

Estuve entre 1991 y 1992, en un año sabático, en EE UU. Entonces me di cuenta de que la gente que trabaja allí no es más inteligente que nosotros, ni más trabajadora, solamente que el medio donde desarrollan el trabajo está mejor organizado: lo que enseñas, lo que investigas y lo que transfieres está muy imbricado entre sí. Aquí no. Para poder transmitir cosas a la industria y, al mismo tiempo, ser un buen investigador, necesitas que los temas que la industria te plantea sean de un nivel adecuado, algo que hasta ahora, aquí, difícilmente ha sucedido. Es un proceso que lleva su tiempo. No se trata de decir "voy a poner tanto dinero", "voy a poner tantos investigadores", porque afecta a todo el tejido social. La empresa española tiene que subir su nivel acorde con el de la universidad para que todos estos mecanismos se puedan activar. No es un problema de un solo sector, no es un problema de poner más dinero, es más complicado. Pero yo creo que no vamos mal, vamos lentos, pero por el buen camino.

¿Qué tiene que mejorar la universidad en la innovación?

Es una cuestión de mentalidad. Tendríamos que mentalizar a la gente joven, los que están ahora mismo en nuestras aulas, de que la innovación y la iniciativa empresarial son una salida profesional tan buena como ser funcionario o trabajar para otros en una empresa. Lo ideal sería que estas personas pudieran estar en la universidad unos años, no para quedarse, sino para adquirir capacidades, y después pudieran salir con otras iniciativas.

¿No hay mentalidad de salir?

No. Ahí está el problema. El que se queda en la universidad y hace el doctorado, lo hace para ser profesor universitario. Yo hablo de abrir una puertecita para que haya gente que se quede algún tiempo más, pero no necesariamente para ser funcionario de carrera. No hay, en ese sentido, una vía abierta.

¿Cómo ven las empresas a la universidad en 2009?

Ha cambiado muchísimo. También ha cambiado la mentalidad del universitario. El problema no era ni la mentalidad del empresario sólo, ni del universitario sólo, ni de la Administración. En los años ochenta y noventa me encontraba gente que veía con malos ojos que un universitario prestara su colaboración a una empresa. Esto que ahora mismo vemos como algo natural, entonces estaba mal visto por un colectivo generalizado. Eso ya lo hemos curado dentro de la universidad. Y la empresa ha sentido que la universidad, cuando se involucra, lo hace seriamente.

A punto de ser suministrador de nivel uno para Airbus

Después de la gala de entrega de los premios, París se fue para Alemania. Allí tenía una importante cita con los responsables de Airbus. La compañía informó de que quiere reducir el número de suministradores y quedarse sólo con cuatro o cinco más grandes antes de final de año. Esto supone que Teams tiene que presentar en las próximas dos semanas una amplia oferta que podría relanzar la compañía: "Tal vez dejemos de ser una spin-off a los tres años de haber nacido". La firma es optimista y cree que conseguirá ser suministrador de nivel uno de materiales, porque de estructuras ya lo son.