Proceso electoral de la caja

CC OO y el Ayuntamiento de Barcelona mantienen sus recursos sobre el reparto de representantes en Caja Madrid

El sindicato CC OO mantendrá su recurso judicial en Caja Madrid, pese a la decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirar el suyo ante la jueza del Tribunal de Primera Instancia número 60 de Plaza de Castilla. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona también mantendrá su recurso pero se ha mostrado abierto al diálogo.

A juicio de CC OO, el anuncio del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, de que retirará el recurso que mantiene paralizado el proceso electoral, es una "incoherencia" puesto que los motivos del Consistorio para presentarlo "siguen en pie".

"De alguna manera se traicionan los postulados que defendió cuando decía que se había reducido de manera ilegal la representación del Ayuntamiento en la asamblea general de Caja Madrid", manifestó.

Para Comisiones Obreras, la única manera de dar marcha atrás sería a través de un nuevo reparto de consejeros generales en la comisión electoral de la entidad en base a la ley anterior, es decir, entre los cinco sectores que componen la asamblea general de Caja Madrid "de manera proporcional".

La Junta del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobará mañana, en su reunión semanal, la retirada del recurso. El alcalde justificó la semana pasada esta decisión en que las aspiraciones de representación de los ciudadanos de la capital que tienen sus ahorros en la caja se veían satisfechas con la persona del ex consejero delegado del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato en la Presidencia de la cuarta entidad financiera del país.

Mañana, la retirada pasará el trámite obligatorio de ser aprobada en Junta de Gobierno, si bien con esta decisión no se solucionará el reparto, ya que tanto CC OO como el Consistorio de Barcelona han presentado recursos similares, que continuarán su tramitación en los tribunales.

El recurso del Ayuntamiento impugnó el reparto de los 64 consejeros de Caja Madrid correspondientes a la Casa Real que, como en cada proceso electoral, cede a los demás actores, pero que con la nueva Ley de Cajas autonómica recaerán solamente en tres de los sectores que conforman la asamblea general de la entidad, excluyendo a las corporaciones locales y a los impositores, y beneficiando únicamente a la Asamblea de Madrid, las Entidades Representativas y Empleados. Reclamaba así un total de nueve representantes, pues la nueva Ley le dejan con 45 representantes.

El argumento era que la Corona se dirigió a la Caja para ceder el nombramiento de sus representantes a los otros sectores "antes de la aprobación de la Ley de 1998", por lo que a juicio del Ayuntamiento se deben aplicar los criterios de la norma anterior.

Desde el año pasado, Ayuntamiento y Comunidad mantienen un largo pulso a cuenta de la renovación de los órganos de dirección de la caja mediante la modificación de la Ley Autonómica, que el equipo de Gallardón consideró no se ajustaba a la normativa estatal (LORCA) porque reducía de 70 a 24 los representantes municipales. Tras recurrir el texto, la Asamblea de Madrid modificó la letra de la norma, y el Consistorio llegó a los 36 representantes.

El Ayuntamiento de Barcelona abre la puerta al diálogo

El Ayuntamiento de Barcelona sigue entendiendo que la nueva normativa que impulsó la Comunidad de Madrid en materia de cajas de ahorro perjudica su representación en la entidad.

Pero al mismo tiempo el gobierno municipal de la capital catalana no quiere ser causa de bloqueo en la renovación de cargos y en la estabilidad de la entidad de ahorro.

El Ayuntamiento de Barcelona presentó un recurso en los tribunales, que fue admitido a trámite, en la misma línea que el que había interpuesto el Ayuntamiento de Madrid, oponiéndose al reparto de representantes en la Asamblea General de Caja Madrid, siendo éste último el que paralizó el proceso electoral en la caja.

Cuando una caja extiende su expansión más allá de su territorio natural, se ve obligada por ley, una vez sobrepasa determinado número de oficinas, a dar representación a organismos locales, en la mismas línea que puedan tenerlos los de la zona de la que es originaria, y del mismo modo zonas como Madrid o Andalucía también están representadas en la asamblea de La Caixa.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Madrid está convocada para mañana por la mañana y está previsto que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, explique a mediodía los acuerdos adoptados, entre ellos la decisión de retirar el recurso.