La FINMA da marcha atrás

Suiza sólo regulará los 'bonus' de una docena de entidades

La Autoridad Supervisora del Mercado Financiero de Suiza (FINMA) ha dado marcha atrás en sus planes de regular las retribuciones variables del sector financiero suizo y anunció que sólo obligará a aplicar las restricciones a los siete mayores bancos del país, incluyendo UBS y Credit Suisse, así como a las cinco mayores aseguradoras.

De este modo, el supervisor helvético asume las quejas del sector bancario suizo, que argumentaba el impacto negativo que dichas reglas podrían representar para las entidades de menor tamaño, para las que la nueva normativa, que entrará en vigor el 1 de enero de 2010, sólo tendrá carácter orientativo.

"Los planes retributivos no deberían incentivar la toma de riesgos inapropiados que, de ese modo, puedan potencialmente dañar la estabilidad de las instituciones financieras", explicó FINMA, que subrayó que la nueva normativa presta especial atención al pago de 'bonus'.

Tras finalizar el proceso de consultas con el sector, la nueva regulación "será obligatoria para los siete mayores bancos y las cinco mayores aseguradoras", que tienen la obligación de contar con una capitalización de al menos 2.000 millones de francos suizos (1.324 millones de euros).

"Al incrementar este umbral, FINMA desea evitar la imposición de un coste desproporcionado sobre las instituciones medianas o pequeñas. Sin embargo, para estas entidades los principios recogidos en la circular representan orientaciones a la hora de determinar sus políticas retributivas", precisó el supervisor.

En lo que respecta a las retribuciones variables, FINMA afirmó que pretende que éstas sean tratadas "como la participación de los empleados en el éxito de la entidad" por lo que la nueva normativa vincula su abono a los resultados a largo plazo de las instituciones, aunque no fija ningún límite en la cantidad de dichos 'bonus'.

Asimismo, el supervisor "espera que las personas en los niveles más altos de la jerarquía, especialmente las que tienen responsabilidades significativas sobre riesgos o una elevada remuneración, perciban una parte considerable de su retribución variable con efecto diferido y de manera ligada a los riesgos" y saludó la decisión de establecer clúsulas de recuperación o 'malus'.

Por otro lado, los consejos de administración de las entidades deberán informar al mercado sobre la política de retribuciones de la institución.

La Asociación de Banca de Suiza mostró su satisfacción al constatar que el supervisor ha tenido en cuenta las críticas vertidas sobre el borrador del proyecto de regulación, especialmente en lo que se refiere al ámbito de aplicación de la norma.