Previsiones económicas

Moody's alerta de que los bonos hipotecarios españoles mantienen su deterioro

La agencia de medición de riesgos Moody's advirtió hoy de que las emisiones españolas de valores respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) -bonos de títulización hipotecarios- mantuvieron su deterioro durante el pasado septiembre.

De acuerdo con su informe sobre el mercado español de los títulos respaldados por activos inmobiliarios, la tendencia de impagos en septiembre cuadruplicó los niveles del mismo periodo del año anterior y la morosidad superior a 90 días aumentó el 0,84% el pasado año y se situó en el 2,02% en el noveno mes del año.

Así, la agencia sostuvo que en septiembre se bajó la calificación crediticia de nueve fondos de titulización hipotecaria, cuatro de ellos de Cajamar, y tres de Caja Madrid.

Además, subrayó que 43 transacciones ya han utilizado el fondo de reserva, y 11 de ellas lo han usado completamente, lo que implica que el tramo más subordinado "ha agotado su colchón" de mejora de crédito, según explicaron a Efe fuentes de la agencia de calificación crediticia.

MOODY'S CORPORATION 274,91 1,08%

El informe aseguró que se han incrementado las operaciones de compra en el mercado inmobiliario español debido al "rápido" deterioro de la cartera de titulizaciones hipotecarias y a la falta de liquidez del sector inmobiliario.

De este modo, aludió a los datos del Banco de España para afirmar que las carteras de propiedades inmobiliarias de los bancos y cajas españoles superan los 20.000 millones de euros, lo que también influyó en los bonos hipotecarios, como sucedió en operaciones de titulización de Caixa Catalunya y del Banco Santander.

La agencia ligó este deterioro de los bonos hipotecarios al de la economía española, de la que predijo que se contraerá el 3,9% este año, y el 0,6% en 2010, a lo que se unirá el "esperado" aumento del desempleo hasta situarse en más del 19%.

Asimismo, estimó que los precios de los inmuebles deben caer como mínimo más de un 10% para que el mercado quede completamente "ajustado", pese a que recalcó que desde el primer trimestre de 2008 los precios de las viviendas ya han bajado el 9,5%.