_
_
_
_
_
Automoción

La planta de Renault en Valladolid fabricará un "rompedor" biplaza eléctrico

Francia se quedará con el coche eléctrico destinado a ser el superventas y asigna a Valladolid el que se derivará del biplaza Twizy, del que se deberán fabricar al menos 20.000 unidades a partir de 2011.

La histórica planta de Renault en Valladolid, construida en los años cincuenta, será la primera en España en albergar una de las principales tecnologías para el futuro. La firma francesa anunció el viernes que ha asignado a la factoría la producción del coche que se derivará del pequeño -y extraño- prototipo Twizy Z.E. Concept. Las previsiones pasan por ensamblar 20.000 unidades anuales en cuanto comience su producción en 2011. Esta asignación es parte del plan de la corporación de fabricar en 2012 un nuevo motor en Valladolid y en 2013 un nuevo vehículo convencional, para lo que sería necesaria una inversión de 500 millones de euros. La decisión ha sido posible tras el acuerdo alcanzado el mes pasado entre la dirección y los sindicatos para recortar costes y lograr mayor flexibilidad en la factoría.

El director de relaciones institucionales de Renault en España, Ernesto Salas, aseguró que Valladolid ha recibido el encargo de manufacturar un vehículo "rompedor", para el cual auguró una "buena acogida" dadas las "muchísimas aplicaciones" que puede cumplir el coche.

La intención de la dirección es que este modelo complemente las cadenas de montaje y que permita a la planta alcanzar las 100.000 unidades anuales de producción. La instalación no pasa por sus mejores momentos, si bien las ayudas de los gobiernos europeos han permitido un repunte en los últimos meses. Hasta septiembre, Valladolid produjo 68.300 unidades, el 10,7% menos que un año antes, de los modelos Modus, Gran Modus y Clio. En realidad, la factoría pucelana está formada por varios módulos: una instalación dedicada al montaje, otra a la fabricación de carrocerías y otra a la de motores. La multinacional cuenta con otra planta en Villamurriel del Cerrato (Palencia), además de una fábrica de motores en Sevilla.

Corazón de la gama

Renault reserva así para su planta de Flins (a 45 kilómetros de París) el coche derivado del prototipo Zoe, que concentrará el 66% de las ventas y será "el corazón" de su gama de vehículos eléctricos, según la compañía. Esta planta será la encargada también de manufacturar las baterías que propulsarán los coches eléctricos del grupo e, incluso, de modelos de empresas rivales.

El Twizy Z.E. vio la luz en el pasado Salón Internacional de Fráncfort, junto con los otros dos modelos que completarán la gama. El modelo comercial presentará cambios respecto al prototipo, aunque se mantendrán características como los airbag, los elementos de seguridad, la autonomía de unos 100 kilómetros y la velocidad punta de 75 kilómetros por hora. Renault espera que en el año 2020 el 10% del mercado mundial de coches "sea eléctrico".

La cifra

60.300 unidades produjo la fábrica de Valladolid hasta septiembre, un 10,7% menos que un año antes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_