Bolsa de Nueva York

Wall Street recupera el soporte de los 10.000 tras cerrar la semana con subidas del 3%

La semana se ha cerrado consolidando un alza semanal por encima del 3% en los principales índices de Nueva York. El mal dato de paro conocido hoy no ha mermado el optimismo de los inversores en la recuperación económica, tras la reunión de la Fed y el mantenimiento de tipos. La jornada ha estado presidida por la volatilidad, y se ha cerrado con un avance del 0,17% en el Dow Jones

Los datos macroeconómicos han sido los verdaderos protagonistas a lo largo de la semana. La política monetaria de la Fed, que ha mantenido inalterado el precio del dinero; los índices de desempleo; la actividad manufacturera, que ha alcanzado el nivel más alto desde abril de 2006; la productividad, que ha registrado su mayor avance desde 2003; o las peticiones de subsidios por desempleo, que se han situado en mínimos anuales, han acaparado la atención de los inversores.

Un día después de que Wall Street registrara subidas mayores al 2% y el Dow Jones de Industriales cerrara por encima de los 10.000 puntos, ni siquiera el mal dato del paro ha conseguido que los inversores se decantaran por las ventas, confiados en que la recuperación económica está en marcha.

En la jornada de hoy, la última de la semana, el Dow Jones cerró con un alza del 0,17% hasta los 10.023puntos, el S&P 500 subió un 0,25% y se situó en las 1.069 unidades, y el tecnológico Nasdaq un 0,34% y los 2.112puntos.

DOW JONES 31.471,84 -0,06%

Datos macro

Hoy se ha conocido el dato más esperado, la tasa oficial de paro, que ha subido al 10,2% en octubre, un dato peor de lo esperado. EE UU perdió 190.000 empleos en octubre y la tasa de paro subió al 10,2% interanual desde el 9,8% registrado en septiembre, lo que supone el nivel más alto en 26 años. El número de parados en el país asciende a 15,7 millones.

En el lado positivo de la balanza, Trabajo, explicó ayer en su informe que las cifras de agosto y septiembre de destrucción de empleo fueron menos negativas de lo que se presentó entonces y compensan, en cierta medida el desfase entre las previsiones de los analistas para este mes y las cifras oficiales. Además, en los últimos tres meses se han eliminado una media de 188.000 empleos al mes, mientras que en los tres meses anteriores esta resta era de 357.000.

El informe de Trabajo refuerza la visión de la Fed de que las subidas de tipos no están ni mucho menos cerca pese a la mejora de la marcha de la economía.

En este sentido, y frente al pesimismo del dato del paro en EE UU, la OCDE observa en septiembre "fuertes señales"" de recuperación en las grandes economías. En concreto, el indicador compuesto para el conjunto de la OCDE alcanzó los 100,6 enteros, frente a los 99,3 puntos de agosto, y se sitúa 3,4 puntos por encima del dato de hace un año.

La institución explicó que "el índice compuesto de indicadores líderes de septiembre apunta fuertemente al crecimiento en Italia, Francia, Reino Unido y China, mientras se observan señales tentativas de expansión en Canadá y Alemania. La recuperación es claramente visible en EEUU, Japón los demás países de la OCDE, así como en las principales economías ajenas a la organización".

Por otro lado, y sin dejar los datos macro, la buena noticia la han aportado las peticiones de desempleo en EE UU, que tras bajar en 20.000 solicitudes durante la última semana de octubre, caen a mínimos anuales, según informó ayer el Departamento de Trabajo.

Esta cifra supone la más baja registrada desde el mes de enero, aunque se mantiene por encima de la barrera de las 500.000 solicitudes que se empezaron a registrar desde hace un año. Por su parte, la cifra de personas que percibía algún tipo de subsidio por desempleo en EE UU en la semana que concluyó el pasado 24 de octubre alcanzó los 5,74 millones, lo que representa un descenso de 68.000 personas en tasa interanual.

Asimismo, el Senado ha aprobado la ampliación de una rebaja fiscal contemplada en el plan de estímulo fiscal de Barack Obama con el que se ha tratado de estimular la compra de casas.

El coste del renovado estímulo rondará los 10.800 millones de dólares (7.270 millones de euros) que se suman a los 10.000 millones que ha costado hasta ahora. Los analistas están divididos sobre la eficacia de la rebaja porque de los 1,4 millones de personas que lo han solicitado solo 350.000 se han animado por el descuento.

Resultados empresariales

En cuanto a los resultados empresariales, el grupo asegurador estadounidense American International Group (AIG), rescatado por el Gobierno en septiembre de 2008, obtuvo un beneficio neto de 455 millones de dólares (306 millones de euros) en el tercer trimestre, en contraste con las pérdidas de 24.468 millones de dólares (16.471 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

La aseguradora estadounidense, controlada en un 80% por el Gobierno de EE UU tras recibir 182.000 millones de dólares (126.800 millones de euros) en ayudas públicas, encadena así dos trimestres consecutivos en positivo gracias a la mejoría de los mercados y los cambios contables aplicados desde el segundo trimestre de 2009.

Por su parte, la agencia estadounidense de garantía hipotecaria Fannie Mae, también bajo tutela del Gobierno desde hace más de un año, registró pérdidas de 13.280 millones de euros en el tercer trimestre, lo que supone un 32,8% menos que hace un año, tal y como informó la entidad, que se ha visto forzada por cuarta vez a recurrir al dinero público al solicitar un rescate de 10.085 millones de euros para equilibrar su balance.

De este modo, Fannie Mae ha recibido hasta la fecha 60.900 millones de dólares (40.943 millones de euros) en fondos públicos a raíz del plan de rescate de la entidad, que establecía una línea de crédito de hasta 200.000 millones de dólares (134.490 millones de euros) para la asistencia tanto de Fannie Mae como para su 'gemela' Freddie Mac.

Tras un inicio de jornada con tendencia a la baja, los números rojos y los verdes se mostraron muy parejos al cierre. Entre los valores con un mayor avance, destacaban el conglomerado General Electric, cuyos títulos han liderado el mercado al subir el 6,24%.

Por detrás de ese grupo, se han situado la aseguradora Travelers y la cadena de tiendas de bricolaje y reformas del hogar Home Depot, que ganaban el 2,61% y el 2,07%, respectivamente.

Destacaban también los fabricantes de productos para la higiene personal y el consumo Procter & Gamble (1,04%) y Johnson & Johnson (0,43%), así como las tecnológicas IBM (0,58%) y HP (0,55%), y la cadena de comidas rápidas McDonald's (0,24%).

La pérdidas las ha liderado el sector financiero, con American Express de farolillo rojo (-1,54%), JPMorgan (-1,16%) o Bank of America (-0,79%). También han cerrado en terreno negativo el fabricante de maquinaria industrial Caterpillar (- 1%), el gigante del entretenimiento Walt Disney (-1,45%) y el grupo alimentario Kraft (-0,89%).

Fuera del Dow Jones, la atención estaba puesta en valores como la aseguradora AIG, que bajaba un 9,29%, y el grupo hipotecario Fannie Mae, que se depreciaban el 8,04%, después de ambas entidades difundieran unos resultados que, como comentamos anteriormente, no cumplieron con las expectativas de los analistas.

Respecto al sector de materias primas, el precio del oro ha alcanzado hoy, por primera vez en su historia, los 1.100 dólares la onza, impulsado por la debilidad del 'billete verde', después de conocerse el dato de empleo de EEUU. El oro sigue, de esta forma, su rally alcista.

De este modo, el precio del oro al contado en el mercado de futuros de Nueva York alcanzaba los 1.100 dólares por onza, mientras que en los contratos de futuros para entrega en diciembre cotizaba a 1.101,9 dólares y llegaba a pagarse a 1.105,9 dólares en los contratos con vencimiento para octubre de 2010.