Destrucción de empleo

El paro de EE UU sube al 10,2% en octubre, el nivel más alto en 26 años

La economía de EE UU creció un 3,5% en el tercer trimestre y se despidió oficiosamente de la recesión. Pero a pesar de esta positiva evolución, el mercado laboral continuó su progresivo deterioro. Según el departamento de Trabajo, en octubre se perdieron 190.000 empleos, más de lo que habían estimado los analistas.

La tasa de paro sobrepasó por primera vez la barrera de los dos dígitos porcentuales y se situó en el 10,2%.

En el lado positivo de la balanza, Trabajo, explicó ayer en su informe que las cifras de agosto y septiembre de destrucción de empleo fueron menos negativas de lo que se presentó entonces y compensan, en cierta medida el desfase entre las previsiones de los analistas para este mes y las cifras oficiales. Además, en los últimos tres meses se han eliminado un media de 188.000 empleos al mes mientras que en los tres meses anteriores esta resta era de 357.000.

Con todo, la tasa de paro es tozuda y ha crecido 0,4 puntos porcentuales y no solo es el mayor desde 1983 sino que se queda a menos de 0,6 puntos porcentuales del máximo histórico (10,8% en los últimos meses de 1982) que se recoge en las estadísticas de Trabajo desde 1944. La conocida como la Gran Recesión ha pasado una intensa factura laboral y desde que empezó oficialmente en diciembre de 2007 el número de parados ha sumado 8,2 millones de personas y la tasa de desempleo ha crecido 5,3 puntos porcentuales. Además, la tasa del llamado infraempleo, que incluye a personas que trabajan a tiempo parcial a falta de otra cosa y a los que han dejado de buscar, ha llegado al 17,5%, un récord.

El empleo en el sector servicios, el mayor de EE UU sigue sin recuperarse. El mes pasado desaparecieron 61.000 puestos de trabajo. La construcción perdió 190.000 y la industria otros 61.000 más. Solo la sanidad crea oportunidades laborales, en octubre 29.000 personas se incorporaron a su trabajo en este sector. Los economistas también quisieron ver en positivo el aumento del trabajo temporal, algo que apunta a una cierta o tímida recuperación y que en octubre ha dado ocupación a 34.000 personas. Desde enero de 2008 hasta julio de este mismo año, estas cifras han estado en negativo.

El informe de Trabajo refuerza la visión de la Fed de que las subidas de tipos no están ni mucho menos cerca pese a la mejora de la marcha de la economía.