_
_
_
_
_
Valor a examen

La caída del beneficio amenaza con recortar el dividendo de Repsol

Es quizá la medida más impopular, pero el consejo de la petrolera podría revisar la remuneración a sus accionistas.

La caída del beneficio amenaza con recortar el dividendo de Repsol
La caída del beneficio amenaza con recortar el dividendo de Repsol

Los analistas consideran que Repsol está abocada a recortar el dividendo que abonará con cargo al ejercicio de 2009. Es una percepción que comenzó a aflorar en la medida que se conocía el desplome de los beneficios del primer semestre del año, pero que ahora toma más cuerpo. Pese a una cierta mejora en los últimos meses, no se ha producido un giro en los resultados y el cómputo anual puede arrojar una disminución de las ganancias en el entorno del 40% respecto a 2008. Además, la anhelada desinversión parcial o total en YPF, que habría aportado una fuerte liquidez, no parece que vaya a materializarse a corto plazo.

En este contexto, los expertos estiman que la rebaja estaría entre el 15% al 20%, y que desde los 1,05 euros brutos pagados por los beneficios de 2008 se pasaría a 0,84 euros o 0,90 euros por título. En un informe, UBS apuesta por un descenso hasta los 0,70 euros. El banco suizo subraya que se trataría de "un recorte significativo", aunque añade que el tema hay que encuadrarlo en la visión de Repsol como una compañía de crecimiento.

En opinión de Álvaro Navarro, de Intermoney, no hay ninguna duda de que los beneficios de 2009 van a ser muy flojos, impactados por la caída de los precios del petróleo y el hundimiento de los márgenes del refino. Además recuerda que el grupo ha tenido que hacer frente a la ampliación de capital en Gas Natural para financiar la compra de Fenosa. "Adicionalmente el plan de desinversiones por 6.000 millones de euros contenido en el programa estratégico, por el momento, está retrasado", afirma.

Destaca que estas circunstancias añaden presión a la próxima decisión sobre la cuantía del dividendo y estima que podrían bajarlo un 15% o más. Como otros expertos, dice que otra clave es la posición de sus accionistas de referencia, especialmente Sacyr, con el 20% del capital y tres consejeros. "Es cierto que Sacyr realizó una compra muy apalancada y que precisa de los dividendos para pagar a los bancos, pero también lo es que los tipos de interés han bajado y eso le deja margen para asumir recortes", subraya.

El reparto del dividendo a cuenta, que se abona en enero, se aprueba normalmente en un consejo de administración que se celebra en diciembre. En las próximas semanas será cuando se conozca si se modifica la trayectoria ascendente iniciada en 2001 o si la decisión se pospone. En caso que se opte por el recorte, como prevé el mercado, no será en la misma proporción que la caída de beneficios, y el pay-out pasaría del 47% al umbral del 60%. Pese a este espinoso asunto, la opinión sobre la petrolera mejora en la medida que anuncia éxitos en sus proyectos de exploración de crudo. Es un área en el que la compañía intenta no bajar la guardia, pese a las malas cifras anuales. JPMorgan ha mejorado su consejo a neutral desde infraponderar. Morgan Stanley ha subido el precio objetivo a 23,50 desde 20 euros.

La cifra

 

0,90 euros por acción es el dividendo con cargo a 2009 que los analistas prevén de media. Por los resultados de 2008 Repsol abonó 1,05 euros brutos.

El desplome afecta a las grandes petroleras

La espectacular caída de los resultados, que en Repsol llegó al 58% en el primer semestre respecto a los seis primeros meses de 2008, es un fenómeno que se repite a ambos lados del Atlántico. El neto de Conoco Phillips se redujo un 71% en el tercer trimestre; el de Exxon, un 68%, mientras que el de Shell lo hizo en un 62%. y los de Eni, un 57,8%.Esta trayectoria es consecuencia del desmonoramiento del precio del crudo, que pasó de los 146 dólares el barril de julio de 2008 al entorno de los 55 dólares un año después. El mínimo de los últimos ejercicios lo marcó el pasado 24 de diciembre, al cotizar a 36,6 dólares. Por ello es previsible que las petroleras puedan presentar un mejor expediente en el último trimestre, ya que la comparación se hará ya sobre un periodo muy sombrío para el sector, aunque no servirá para cambiar el signo del conjunto del ejercicio.En esta línea, se prevé que los dividendos se resientan y algunas ya han anunciado la revisión de sus políticas de remuneración a los accionistas.No obstante, la recuperación de los precios, que parece que se pueden estabilizar en los 75 dólares el barril, empieza a mejorar las perspectivas del sector. Igualmente se percibe en el horizonte una recuperación de los márgenes del refino, por la reducción del spread entre el crudo ligero y el pesado, después de marcar mínimos históricos. Esta tendencia, de confirmarse, tendría un impacto relevante en Repsol. Sin embargo, Citi no tiene a la española en su lista de petroleras europeas preferidas.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_