Obituario

Fallece la condesa de Fenosa, pionera en banca y en la empresa

El mundo financiero y la clase política alaban la labor de Carmela Arias.

Hay personalidades que definen un territorio de la misma forma que un territorio marca la personalidad de sus habitantes. Carmela Arias, condesa de Fenosa, era de ese tipo de gente. Su figura llegó a ser a la vez reflejo de Galicia y factor determinante del devenir de la región durante décadas. No en vano, su nombre evoca empresas como Banco Pastor o Unión Fenosa, además de uno de los organismos filantrópicos más importantes de España: la Fundación Pedro Barrié de la Maza.

Carmela Arias falleció en la mañana de ayer en su ciudad natal de La Coruña, a los 89 años. Al conocerse la noticia no tardaron en llegar las condolencia a familiares y allegados, tanto desde el sector empresarial como desde la escena política.

Para el presidente de Banco Pastor y sobrino de la fallecida, José María Arias, "su estilo de vida estuvo sustentando en una profunda religiosidad y en principios éticos que guiaron su quehacer personal y profesional" Miguel Martín, responsable de la AEB, destacó que "con el fallecimiento de Carmela Arias, la primera mujer en presidir un banco en España, desaparece una figura ejemplar en la vida económica y cultural de España y de Galicia, donde supo impulsar con indiscutible acierto las actividades de Banco Pastor". En el mismo sentido se pronunció Juan Quintás. El presidente de la CECA destacó cómo la fallecida "contribuyó a hacer del Banco Pastor uno de los pilares imprescindibles de nuestro sistema financiero".

Desde el ámbito de lo público, Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, consideró que la condesa así como su marido, el difundo Pedro Barrié de la Maza, fueron "dos figuras clave para entender lo que se siente y el orgullo que se tiene siendo gallego". Javier Losada, alcalde de La Coruña, destacó además de su vocación empresarial su labor filantrópica. "Siempre la desarrolló desde el silencio, sin hacer propaganda de ello", afirmó el edil.

Vida y legado

Carmela Arias y Díaz de Rábago nació en La Coruña el 20 de febrero de 1920, en el seno de una familia de renombre. Cursó sus estudios en el Colegio del Sagrado Corazón de Barcelona, donde fue a trabajar su padre como secretario de la junta de obras del puerto. Tras la Guerra Civil ingresó en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, pero no finalizaría la carrera a causa de una grave enfermedad. En diciembre de 1966 contrajo matrimonio con el banquero y empresario Pedro Barrié de la Maza, 20 años mayor que ella y primo de su padre. Meses antes de la boda, se constituyó la fundación del mismo nombre.

A raíz de la muerte de su esposo, acaecida en 1971, Carmela Arias tomó las riendas de Banco Pastor, Gas Madrid y de la Fundación Barrié de la Maza. Durante cerca de 30 años marcaría el rumbo del banco y la Fundación, y ejercería de férrea continuadora del legado de Pedro Barrié de la Maza.

æscaron;ltimo adiós

Por deseo de la familia, el sepelio de Carmela Arias y Díaz de Rábago será de carácter íntimo. Será mañana, jueves 29 de octubre, cuando se oficie una misa funeral en su memoria en la Iglesia de San Jorge en La Coruña. El oficio comenzará a las ocho de la tarde.

Un referente del mecenazgo cultural, educativo y social

Al margen de su intensa actividad en el mundo financiero y empresarial, Carmela Arias también jugó un papel trascendental en el mecenazgo de las artes en Galicia y España.

Tras la muerte de su marido, en 1971, la condesa de Fenosa asumió, además de la presidencia de Banco Pastor, la de la Fundación Pedro Barrié de la Maza. Su esposo había dotado esta Fundación con 3.300 millones de pesetas, más de dos tercios de su fortuna. Además, designó a esta institución como su heredera universal.

Al igual que hiciera su marido, Carmela Arias decidió aportar en vida al patrimonio de la Fundación casi toda su fortuna personal: donó 7.000 millones de pesetas en 1981.

Desde su creación, la organización ha dedicado 268 millones de euros a promocionar la cultura en Galicia, mediante exposiciones, conciertos y becas.