Vida laboral

Médicos y arquitectos se rebelan contra el Plan de Bolonia

Médicos y arquitectos saldrán a la calle el próximo viernes para protestar contra el Plan de Bolonia. Ambos colectivos denuncian que España, junto a Macedonia, Grecia, Malta y, probablemente Irlanda, serán los únicos países europeos que no darán a sus estudios la categoría de título máster.

Médicos y arquitectos se rebelan contra el Plan de Bolonia
Médicos y arquitectos se rebelan contra el Plan de Bolonia

La implantación del Plan de Bolonia en el sistema universitario dividirá a los futuros médicos y arquitectos europeos en dos grandes grupos: por un lado, españoles, macedonios, griegos, malteses y, probablemente, irlandeses; por el otro, los profesionales del resto de los países. Los primeros tendrán títulos universitarios de grado; los segundos ostentarán una categoría superior: la de máster.

Las principales colectivos expañoles tanto de médicos como de arquitectos han advertido reiteradamente que rechazan la reforma y han anunciado una manifestación de protesta conjunta para el próximo viernes. Su argumentación es común: el hecho de que los futuros licenciados españoles de Medicina y Arquitectura pasen a tener la consideración de "simples graduados" no supone sólo una rebaja en su estatus académico, sino que tendrá también "inevitables repercusiones en la calidad de nuestro trabajo" .

"Ahora los ciudadanos reclaman un médico o un arquitecto cuando lo necesitan, y dan por hecho que están ante un profesional que les da plenas garantías sobre la labor cualificada que demandan, pero aunque cueste entenderlo, sería bueno que esos mismos ciudadanos sepan que la confianza que buscan puede estar mañana en entredicho, porque ni siquiera se nos asegura que saldremos de las facultades con los títulos que hasta ahora nos acreditan", señalan fuentes de ambos colectivos.

Tanto el portavoz del Foro de la Profesión Médica y secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, como la decana del Colegio de Arquitectos de Madrid, Paloma Sobrini, consideran que la solución al problema consiste en que se les conceda, al igual que a sus colegas europeos, la calificación de máster y el título respectivo de médico o arquitecto.

Análisis riguroso

"La gente se extraña, y con razón, de que pidamos cosas así, que parecen de perogrullo, pero es que la situación ha llegado precisamente hasta el límite de poner en cuestión que salgamos de las facultades con la acreditación que hasta ahora nos corresponde", señala por su parte el presidente del Consejo de Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Lucas de Toca, quien arropó a los anteriores en una rueda de prensa en la que participaron también Serafín Romero, en representación de la Organización Médica Colegial (OMC); Luis Cano (presidente del Consejo de Colegios de Arquitectos de Andalucía) y Miguel Ibáñez (vicepresidente del Consejo de Estudiantes de Arquitectura de España).

Los representantes de los estudiantes mantuvieron ayer una reunión con el director general de Política Universitaria, Felipe Pétriz, en la que éste señaló la disposición del Ministerio para realizar "un análisis riguroso de las competencias de ambas carreras" y determinar "si son suficientes para conformar un máster automáticamente". Por el momento, la convocatoria de protesta se mantiene.

La diferencia entre un grado y un máster

La adaptación al Plan de Bolonia, que culminará con la armonización de los planes de estudio y las titulaciones universitarias dentro del llamado Espacio Europeo de Educación, deberá estar ultimado el próximo año. En ese contexto, los estudios de grado (cuatro años) constituirán el primer nivel de la nueva ordenación universitaria, a los que se accederá con el título de bachiller o equivalente y la superación de la prueba de acceso a la universidad (selectividad).

Una vez concluidos los estudios de grado, el estudiante tendrá dos opciones: incorporarse al mundo laboral o continuar con una formación especializada complementaria a su título de graduado, es decir, con los estudios de máster (1 o 2 años), paso previo al doctorado.

Médicos y arquitectos están de acuerdo en que el hecho de que España forme a sus titulados como grado y no como máster (paso previo a la calificación de doctor) constituye un agravio comparativo, no sólo respecto a sus colegas europeos, sino también a otras titulaciones superiores, como es el caso de los ingenieros, que sí han obtenido garantías de que se licenciarán con el nivel de máster.

También tildan de injusto el hecho de que los 360 créditos académicos que conformarán el currículo en las Facultades de Medicina, desemboquen en una titulación -la de graduado- para la que sólo se exigen 240 créditos. El objetivo de ambas profesiones es conseguir que los futuros licenciados consigan su titulación en condición de máster junto el título de médico o arquitecto. También afirman que esta denominación, que parece obvia, no lo es tanto. Entre los planes, afirman, que en los últimos meses se han puesto sobre la mesa del ministro de Educación, la categorización de médico se diluía a en algo tan abstracto como "graduado en ciencias de la salud en el ámbito de la especialidad de Medicina".