Presión fiscal

Hacienda aboga por subir impuestos para que las cuentas públicas sean sostenibles

El director general de Tributos de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón, afirmó hoy que con una presión del 33,1% del PIB como hubo en 2008, las cuentas públicas son "insostenibles", por lo que defendió una subida de impuestos.

Durante su intervención en el XIX Congreso de la Organización de los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), Gascón abogó por una presión fiscal del 40%, la media de la Unión Europea antes de la crisis.

Gascón señaló que la presión fiscal pasó del 37,1% en 2007 al 33,1% en 2008, lo que calificó de "caída inédita". Indicó que de ese 33,1%, doce puntos corresponden a cotizaciones sociales y el resto a ingresos tributarios.

Así, destacó que para mantener la presión fiscal de 2007 en 2008, deberían haber entrado en caja 52.000 millones de euros, lo mismo que la recaudación presupuestada en 2010 para el IVA y el Impuesto sobre Sociedades o lo que obtuvo la Agencia Tributaria desde 1992 por las actuaciones de control contra el fraude.

Gascón explicó que la pérdida de recaudación de 2008 respecto a 2007 ascendió a 36.000 millones, de los que 21.000 se debieron a las medidas de impulso fiscal y 15.000 millones a la crisis.

Además, el director general de Tributos auguró que en el futuro la tendencia del IRPF será a la baja, al igual que ocurrirá con el Impuesto sobre Sociedades, sobre el que criticó las excesivas deducciones que contiene y defendió su máxima de "impuestos simples y tipos bajos".

Tendencia del IVA al alza

En cambio, pronosticó que la tendencia en los tipos de los Impuestos Especiales y del IVA en el futuro será al alza, sobre todo este último, cuya recaudación, en su opinión, no puede suponer sólo el 6,1% del PIB, frente al 7,1% de la UE.

Asimismo, subrayó que el incremento de la tributación de las rentas del ahorro aprobado por el Gobierno es una medida coyuntural, que podrá ser modificada cuando la situación económica sea diferente a la actual, como ya aconteció con la desgravación de los 400 euros.

Gascón resaltó que el reparto del 50% del IRPF entre el Estado y las comunidades autónomas que entrará en vigor el próximo año, podría decantarse un poco a favor de éstas últimas, si finalmente la desgravación de 400 euros se mantiene para las rentas bajas.

A este respecto, indicó que el IRPF será dual, ya que las comunidades también podrán diseñar su mínimos personales y familiares, los tramos, las deducciones y los tipos.

Además, subrayó que él no es partidario de incrementar el tipo marginal máximo, sobre todo si se tiene en cuenta que el resto de Europa está haciendo lo contrario.

Recordó que las Sociedades de Inversión de Capital Inmobiliario (SOCIMI) tributarán al 19%, a pesar de que el proyecto de ley aprobado ayer prevé el 18%, para equipararlo al resto de las rentas del ahorro.

También intervino en el Congreso el director general de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, quien aseguró que el próximo mes la UE contará con una base de datos coordinada entre los países miembros con el objetivo de luchar contra el fraude en el IVA, del que dijo que se ha detectado en España una trama sobre los derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

Además, destacó que el foro entre grandes empresas y la AEAT que se constituyó el pasado 10 de julio, y al que concurren las mayores 28 compañías, contará con la presencia por parte empresarial de un miembro del gobierno corporativo con el fin de que reciba por parte de Hacienda información sobre el riesgo fiscal en el que puede incurrir y que no siempre conoce los consejos de administración.