Sector aéreo

El Gobierno aprueba un crédito ICO de 600 millones para las aerolíneas

El Consejo de Ministros autorizó hoy al Ministerio de Fomento a adquirir un compromiso de gasto de 7,9 millones de euros en el periodo 2010-2012 con el objetivo de ampliar las líneas de crédito ICO existentes a las compañías aéreas, que podrán ascender a un máximo de 600 millones de euros.

El ICO asumirá el 50% del riesgo de impago en cada operación de préstamo concedida, la entidad financiera un 25% y Fomento el 25% restante.

Con esta medida, se posibilita la firma de un convenio entre Fomento y el ICO por el que se otorgará una cobertura adicional del 25% a las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de Mediación de Liquidez para pymes y empresas medianas ya existentes. Fomento disminuye así el riesgo de las entidades adscritas a estas líneas para animarlas a que participen en la operación, al asumir el 25% del riesgo de impago de cada operación de la línea hasta un límite del 5% del total de la cartera de cada entidad involucrada.

El Gobierno pretende facilitar la financiación de las aerolíneas que, "siendo viables y solventes, tienen dificultades de liquidez y evitar, con ello, posibles ajustes o quiebras". Los créditos, de los que será avalista el Estado, que exigirá las garantías de viabilidad a los proyectos que se presenten, se concederán entre los meses de noviembre y diciembre.

De esta forma, las compañías aéreas con licencia de explotación de pequeña y media empresa podrán acogerse a esta línea ya existente. Actualmente, en España hay 52 aerolíneas con esta tipificación de explotación de las 79 compañías existentes.

El sector pide que no haya excepciones

La medida se venía reclamando desde hace varios meses por algunas compañías. La Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), de la que forman parte Spanair y Air Comet, considera la dotación "suficiente", ya que se encuadra dentro de las cantidades que reivindicaba el sector.

No obstante, se reclama que los 600 millones de euros se destinen "sin excepción" a todas las aerolíneas. Así, la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA), a la que pertenecen Iberia y Air Europa, exigió "créditos blandos" que eviten la "distorsión de la libre competencia", aunque consideró que "no se puede premiar a quienes hayan ajustado sus cuentas mal y hayan arriesgado demasiado".

En el punto de mira está Air Comet, una aerolínea que, según admitió el copropietario de su matriz, el grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, está atravesando "enormes dificultades" por la crisis económica y la falta de crédito y "no por un problema de gestión". Air Comet prevé ingresar un crédito ICO de 20 millones de euros, según confirmaron fuentes de la aerolínea a Europa Press, que explicaron que los dueños de Marsans tienen cerrada además una línea de financiación "de ocho dígitos" que les permitirán evitar la quiebra y reestructurar la compañía.