IPC

La inflación de EE UU avanza un 0,2% en septiembre

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió un 0,2% en Estados Unidos en septiembre, según informó hoy el departamento de Trabajo.

En comparación, en agosto la inflación estadounidense se elevó un 0,4%, impulsada por un incremento del 4,6% en el costo de la energía. En septiembre, la escalada de los combustibles se moderó, con una subida del 0,6%, al tiempo que los alimentos cayeron un 0,1%, la sexta vez en ocho meses que su valor se reduce.

La inflación subyacente, es decir el índice sin contar la energía y los alimentos, que son muy volátiles, se situó en el 0,2% en septiembre, tras subidas de una décima en los dos meses anteriores. Pese a los incrementos del mes pasado, en los últimos doce meses los precios al consumo han caído un 1,3% por la bajada de la demanda por causa de la crisis.

La subida moderada de la inflación en septiembre apunta a que la recuperación económica que tiene lugar en Estados Unidos no genera por ahora presión importante sobre los precios, pese al extraordinario nivel de liquidez inyectado en el sistema financiero por la Reserva Federal. El IPC es uno de los indicadores de interés para el banco central a la hora de determinar las tasas de interés interbancarias a corto plazo, que ahora rondan el 0 por ciento.

En su reunión de finales de septiembre, los miembros del Comité del Mercado Abierto de la Fed no mostraron ninguna disposición a subir el precio del dinero por el momento, según se deduce de las actas de la reunión, publicadas ayer. En ellas, los gobernadores del banco central concordaron en que la recuperación se verá frenada por la restricción del crédito y el alto desempleo.