Supervisión

La CNMV pide que sea "obligatorio" conocer la retribución de los altos directivos de las cotizadas

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, aseguró hoy que la entidad supervisora ha pedido al Gobierno central que sea "obligatorio" conocer la retribución de los altos directivos de las sociedades cotizadas, de manera que "las recomendaciones pasen a ley" y, por tanto con "rango de obligatoriedad".

En declaraciones a los periodistas, antes de impartir la conferencia titulada ''Enseñanzas de la crisis para la supervisión de mercados financieros'', que abrió la III edición del Máster de Economía y Evaluación del Bienestar de la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla, Segura pidió una "mayor" transparencia en este ámbito, de manera que se haga a través de "publicaciones individualizadas y sometidas a aprobación de la junta general de accionistas".

Asimismo, apuntó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha llevado a cabo una revisión de las recomendaciones del Código Unificado del Gobierno para que "algunas recomendaciones pasen a ser de cumplimiento obligatorio".

De igual manera, señaló que también se ha pedido al Gobierno conocer "claramente" los requisitos mínimos para ser consejero independiente en una compañía.

Además, pidió hoy mayor transparencia en el mercado financiero y la creación un supervisor supranacional con capacidad legal "en el plazo más breve de tiempo posible" que sea "mínimo a nivel europeo".

En este sentido, detalló una serie de puntos en los que la transparencia podría mejorar. Así, el primero de ellos sería en la calidad de la información financiera de las sociedades, ya que, según dijo, es "necesario contar con información sobre si cumplen los principios contables".

Asimismo, pidió una mayor información de los productos financieros que son "cada vez más complejos". "Hace falta en vez de 80 páginas para expertos, trípticos con las características más importantes para el inversor final, de manera que sepa en que está invirtiendo", subrayó, a lo que añadió que se trata de "hacer inteligibles los productos complejos y que los inversores conozcan el riesgo que conllevan".

De esta manera, exigió una mayor transparencia en los mercados financieros, sobre todo, en los de renta fija "donde han estado la mayoría de los problemas" y en los mercados de productos complejos. Según explicó Segura, esta mejor transparencia conllevaría una mayor eficiencia, ya que los agentes que operan en los mercados financieros tendrían toda la información disponible".

Problemas con SOS

Por otro lado, Segura afirmó que la relación entre la entidad supervisora y SOS es "exclusivamente" conocer el grado de exactitud de los estados financieros. En declaraciones a los periodistas, Segura aseguró que es "falso" que la CNMV autorizara al ex presidente del Grupo SOS, Jesús Salazar, a llevar a cabo la operación por la que la compañía alimentaria concedió a Condor Plus, sociedad propiedad del empresario, el crédito por valor de 212 millones de euros sin la correspondiente provisión de fondos.

Ya el 7 de octubre, día en la que el ex presidente del Grupo SOS declaró ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, la Comisión Nacional del Mercado de Valores desmintió que autorizara a Salazar a llevar a cabo esta operación y calificó de "falsas" las afirmaciones del mismo.

Además fue el propio organismo supervisor el que requirió al Grupo SOS el pasado mes de abril para que reformular sus cuentas correspondientes al ejercicio de 2008, tras detectar presuntas irregularidades en la concesión de este crédito a Salazar.

Según la documentación remitida por la compañía a la CNMV, el crédito se otorgó a Condor Plus durante 2008 y el consejo de administración del Grupo SOS lo aprobó en la junta celebrada el

pasado 27 de febrero de 2009. La empresa acusa a Jesús y Jaime Salazar de falsear la documentación que llevó al consejo a aprobar el crédito.

Los hermanos Salazar fueron destituidos el pasado 30 de abril como

ejecutivos de la multinacional después de conocerse que habían

transferido más de 204 millones de euros a una sociedad vinculada a

ambos con cargo a la tesorería de SOS, a lo que se suma otra

disposición de fondos por 25 millones en el primer trimestre de

2009.