Sector del motor

Aragón afirma que aún no hay un acuerdo con Magna sobre la producción en Figueruelas

El Gobierno de Aragón ha indicado hoy que aún no se ha llegado a un acuerdo con Magna sobre el futuro de la planta de General Motors de Figueruelas (Zaragoza), aunque sí hay un avance con la propuesta de que produzca a partir del 2013 el 72% de la nueva generación del Corsa, y el 28% la alemana de Eisenach.

Una fábrica de Opel en Ruesselsheim (Alemania)
Una fábrica de Opel en Ruesselsheim (Alemania)

Así lo ha indicado a los medios de comunicación el consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, tras reunirse esta mañana con las partes implicadas en la sede del departamento del Gobierno aragonés.

Larraz ha apuntado que la negociación se centra en fijar el volumen de la producción hasta esa fecha, con una oferta del 70% para Figueruelas y el 30 para Eisenach que "mejora" la propuesta inicial pero "no termina de cerrarse".

En el mismo encuentro con los medios, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha destacado también como avance de la negociación que Magna garantiza el mantenimiento de la capacidad de producción, con dos líneas, en 478.000 vehículos, aunque quedan "flecos" por negociar.

Larraz ha señalado que habido un acercamiento de las posturas de Magna y de los sindicatos de GM España, aunque no es "suficiente" para anunciar un acuerdo, con lo que las negociaciones proseguirán esta tarde y mañana en relación con distintos aspectos del plan industrial.

Tanto el Gobierno español como el aragonés, ha apuntado el consejero de economía, están intentado "mediar" para que se acerquen posturas en aspectos que son "muy complejos", desde los volúmenes de producción a fechas o nuevos modelos.

Por su parte, el secretario general de MCA-UGT, Manuel Fernández López, 'Lito' ha asegurado que la nueva propuesta presentada por Magna para la planta de Opel en la localidad zaragozana de Figueruelas garantiza una tasa de producción del 72,28% a partir de 2013.

La propuesta del grupo canadiense no incluye más compromisos acerca del empleo, que quedaría condicionado al porcentaje de productividad ofrecido, y es "insuficiente" a juicio de los sindicatos, ya que no da una solución para el periodo 2009-2013 y equivale a mantener los excedentes actuales de trabajo.