Conferencia

Bruselas destaca el éxito de España en la implantación de las energías renovables

La Comisión Europea puso hoy a España como ejemplo para el resto de países de la UE por su modelo de desarrollo de las energías renovables y destacó el éxito en la integración de estas nuevas fuentes energéticas tanto en el patrón nacional de producción como en el de consumo.

En una conferencia sobre la cooperación entre la UE y los países del Golfo Pérsico en materia de renovables, el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, subrayó que España es, junto a Alemania, el Estado miembro que ha hecho más progresos en los últimos años en implantación de energías limpias.

El comisario valoró la estrategia de las autoridades de incentivar la producción de renovables -especialmente solar, pero también otras como la eólica-, pero sobre todo los esfuerzos para integrar las nuevas fuentes en la red energética nacional.

Piebalgs insistió en que las tecnologías para la obtención de energía de fuentes renovables ya están suficientemente maduras, por lo que ha llegado la hora de que Europa aproveche plenamente su potencial para asegurarse el suministro e impulsar la lucha contra el cambio climático.

Por parte española, el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, también presente en la conferencia, explicó que la apuesta española por las energías limpias tiene, entre sus objetivos, reducir la elevada dependencia energética del exterior.

Marín coincidió con Piebalgs en la posición de liderazgo que ocupa España en este ámbito y ofreció, para demostrarlo, una batería de cifras sobre la implantación y uso de las renovables.

Destacó, entre otras cosas, que 47 de los 93 gigavatios de capacidad eléctrica instalada en el país proceden de fuentes limpias. De energía eólica ya hay más de 17 gigavatios instalados y el objetivo es alcanzar los 40 en 2020, agregó.

En cuanto a la energía solar, el secretario de Estado resaltó que España es el único país de la UE con plantas termosolares explotadas comercialmente con éxito y avanzó que a final de 2010 se alcanzarán los 500 megavatios de potencia instalada.

En su opinión, para alcanzar estos resultados e implicar al sector privado en el desarrollo de las renovables ha resultado esencial la iniciativa pública y el desarrollo de un marco normativo fiable.