Perfil

Goirigolzarri deja BBVA tras 30 años trabajando para el grupo financiero

José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del BBVA en los últimos ocho años, abandona la nave en la que ha navegado por los océanos financieros durante treinta años y pondrá el cierre a la aportación del Banco Bilbao Vizcaya (BBV) a la cúpula directiva del banco fruto de la fusión con Argentaria.

Goirigolzarri, economista de 55 años, fue designado por el presidente del grupo financiero, Francisco González, como "número dos" de la entidad tras su desembarco, desde el BBV, en el banco fruto de la fusión con Argentaria.

Después de trabajar con el presidente del BBV Emilio Ybarra y sustituir en 2001 al entonces vicepresidente y consejero delegado del BBVA, Pedro Luis Uriarte, Goirigolzarri vio en 2007 cómo se complicaba su proyección en el banco cuando la entidad decidió modificar sus estatutos y ampliar de 65 a 70 años la edad de jubilación de González.

Goirigolzarri dejará el cargo por jubilación anticipada, por la que cobrará una cantidad anual por debajo de los 4,6 millones de euros que percibió en 2008.

El banco tiene provisionados 52,49 millones de euros para garantizar la pensión anual, que no se completará con ningún tipo de indemnización por cese, ya que abandona el banco "de mutuo acuerdo".

Tras acceder al puesto de consejero delegado, González y Goirigolzarri redefinieron la composición del nuevo organigrama de la entidad tras la fusión y establecieron los objetivos de la entidad tras su llegada a la dirección del entonces nuevo grupo en un escenario marcado por la desaceleración económica.

De hecho se convirtió en el hombre fuerte del BBVA en la entonces nueva etapa tras la salida de Ybarra y Uriarte, dos de los símbolos de la entidad.

El antiguo BBV fue la entidad que vio la primera fase del crecimiento profesional de Goirigolzarri y con su salida se pone cierre definitivo de la aportación de este banco a la cúpula directiva del BBVA fruto de la fusión.

Nacido en Bilbao en 1954, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto, y ha realizado estudios de Finanzas y Planificación Estratégica en la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Después de ejercer durante tres años como profesor de Planificación Estratégica en la Universidad de Deusto, ingresó en el Banco de Bilbao en 1978 como analista de planificación estratégica.

Diez años después formó parte de BBV-Holding, la sociedad que condujo la fusión del Banco de Bilbao con el Vizcaya y en enero de 1990 fue nombrado director general adjunto del nuevo banco.

Goirigolzarri fue responsable de campañas exitosas como el "Libretón", un producto que logró la captación de 750.000 nuevos clientes mediante regalos y sorteos.

En 1992 fue nombrado director general del BBV y se responsabilizó del negocio de banca comercial de la entidad, que continuó su expansión con nuevos productos como el "Hipotecón" y el "Creditón".

Dos años después se incorporó al Comité de Dirección del BBV y, tras el anuncio de su fusión con Argentaria en 1999, fue nombrado miembro del Comité de Dirección de BBVA y responsable de Latinoamérica.

En 2001 fue nombrado director general del Grupo BBVA y responsable de Banca Minorista, Banca al por Menor España, Banca al por menor en América, Pensiones, Banca Privada y E-Banking.

Su designación como consejero delegado del BBVA (segundo banco de España por capitalización bursátil) se produjo en diciembre de 2001 y, en cumplimiento de las incompatibilidades establecidas por el banco, abandonó los consejos de administración de Repsol y Telefónica en 2003.

El 19 de octubre de 2005 asumió la presidencia de la Fundación Consejo España-EE UU en sustitución del abogado Antonio Garrigues Walker.

En los últimos años, en su labor como gerente se ha impulsado la actividad de Bancomer en México y del BBVA en EE UU y ha trabajado para adaptar los recursos y estrategia del banco a las circunstancias del mercado, uno de los motivos por el que el banco no ha tenido que recibir inyecciones de dinero público ni hacer ninguna ampliación de capital en la actual crisis.