Agencias de calificación

S&P cree que el deterioro de la deuda pública en los países emergentes casi se ha detenido

La agencia de calificación Standard & Poor's aseguró hoy que el deterioro del mercado de la deuda pública de los países emergentes, generado a raíz de la recesión económica internacional, prácticamente se ha detenido.

"El ritmo de deterioro crediticio se ha frenado hasta casi detenerse en las emisiones de mercados emergentes", defiende Standard & Poor's en un informe en el que se describe cómo se ha visto afectada la deuda pública de esas economías por la crisis económica internacional.

En lo últimos seis meses la agencia ha rebajado la calificación de tres de los 42 países emergentes a los que hace seguimiento y ha elevado la de dos.

Standard & Poor's destaca además que en ese periodo ninguno de los mercados emergentes tuvo que suspender sus pagos e incluso uno logró salir de esa situación.

Además, en los últimos seis meses sólo 12 de los 42 mercados soberanos emergentes tenían una perspectiva negativa respecto a la posible evolución a corto plazo de las calificaciones que Standard & Poor''s les otorga, mientras que medio año antes eran cuatro más.

La deuda soberana de los países emergentes "es un tipo de activo elástico y resistió muy bien el envite exterior, un terremoto que tiró algún que otro armario pero no derrumbó la casa", explicó hoy el responsable del comité de calificaciones soberanas de Standard & Poor's, John Chambers, al presentar el informe.

Así, desde que comenzó la recesión económica ninguna de las calificaciones de los países emergentes descendió al grado de especulación, aunque hay dos economías que permanecen en ese nivel.

Aún así Chambers advirtió que "sólo catorce de los 42 países emergentes tendrá un crecimiento real per cápita positivo en 2009 y ocho aún registrarán una contracción económica en 2010", al tiempo que en "prácticamente todos" los países emergentes la situación fiscal se mantendrá peor que hace cinco años.