Motor

La crisis pone 'patas arriba' las cuentas de la Fórmula 1

No se sabe si la culpable ha sido la crisis, pero lo cierto es que la Fórmula 1 está viviendo este otoño uno de los más calientes de los últimos años. Nuevos equipos, nuevos patrocinadores, y según los entendidos, menos 'glamour', después de Flavio Briatore abandonara Renault y evitara posibles sanciones para la escudería tras el escándalo del Gran Premio de Singapur del año pasado.

Pilotos disputando un Gran Premio de Fórmula 1
Pilotos disputando un Gran Premio de Fórmula 1

Es el triunfo de David frente a Goliat. Pequeños equipos con menos presupuesto llegan; otros, los más ricos, se van. Un equipo español, el Campos Meta se hace su hueco en 'el gran circo' y otro, el Epsilon Euskadi, se queda fuera. Escuderías de solera como Lotus, vuelven, y mientras Ferrari presume de contar como patrocinador al Banco Santander, Renault se queda huérfano de anunciantes tras las huídas de ING y Mutua Madrileña. ¿Por qué todos estos cambios? ¿Qué papel ha jugado la crisis?

A juicio de Jordi Caton, director comercial de Epsilon Euskadi, la crisis "sólo ha sido un detonante para avivar unas tensiones que estaban latentes y que ahora afloran con toda su fuerza". Lo cierto es que la recesión no ha pasado de largo para este negocio, que mueve miles de millones cada año y que ha pasado su particular factura a las cuentas de la Fórmula 1. Por lo pronto, Honda y Sauber-BMV ya han dicho su adiós a los circuitos. La primera abandonó la Fórmula 1 al final de la temporada pasada -aunque Ross Brawn heredó la infraestructura para hacer su equipo- y BMW anunció el pasado mes de julio que dejará el 'Gran Circo' al final del presente curso. Entre los nuevos, destaca la mítica escudería Lotus y un nuevo equipo español, el Campos Meta.

La presencia de Lotus no será nueva en los circuitos, ya que este histórico fabricante tiene muchas carreras a sus espaldas, 79 victorias en grandes premios. Los expertos apuntan a una buena temporada de la escudería, que reaparecerá como constructor por primera vez desde 1994. Otro de los nuevos será el Campos Meta, que confirmó esta semana su adhesión a la FOTA (Asociación de Equipos) y que será miembro de pleno derecho en el Gran Premio de Singapur. Al frente de esta escudería está Adrián Campos, expiloto con reputada experiencia en las categorías inferiores como la GP2, las World Series y la Fórmula 3. El bagaje de Campos no tiene precio. Empezó de cero hace 12 años, y ésa es justamente una de sus grandes ventajas ya que conoce perfectamente los entresijos de este mundo.

Adrián Campos ha reconocido que su presupuesto se ajusta a los topes iniciales marcados por Mosley: entre 35 y 40 millones de euros. "Yo creo que esas cifras serían inviables para un equipo acostumbrado a moverse en cifras 10 veces mayores", indicó el ex piloto español. "Sin embargo, para un equipo con una infraestructura pequeña como el nuestro, este presupuesto es suficiente para movernos entre los diez primeros de la parrilla". Aún así estas cifras son irrisorias, si se tiene en cuenta que Ferrari gasta alrededor de 450 millones.

Y es que para esta escudería italiana no ha llegado la crisis. Mientras todos los fabricantes de automóviles se están viendo afectados por la recesión que se sufre a nivel mundial, y que les está obligando a cerrar fábricas y reducir costes de cualquier tipo, Ferrari aumentó en 2008 sus beneficios un 27% y alcanzó los 339 millones de euros, los mejores resultados de la compañía. El margen operativo (beneficios sobre facturación) de la compañía se elevó el pasado año hasta el 17,6%, casi dos puntos más que en 2007, lo que coloca a Ferrari como la empresa más rentable del sector de la automoción.

En España, la crisis está afectando de lleno al sector y los equipos están sufriendo importantes dificultades para hacerse un hueco en 'el gran circo'. La que peor parte se ha llevado ha sido Epsilon Euskadi, que no podrá participar en el campeonato. Pese a ello, desde la escudería aseguran que no han perdido la esperanza y que "en el momento justo estaremos en Fórmula 1, llámese 2010 o 2011" Respecto a la elección de Lotus, el equipo Epsilon que preside Joan Villadelprat, asegura que "fue una sorpresa en un principio, aunque el proyecto contó con el apoyo del gobierno y empresas malayas, que dan toda la garantía financiera y seguridad a la FIA para dar entrada a "sangre nueva" en la competición.

Santander, único patrocinador español

El Santander patrocinará a partir de 2010 y durante cinco años al equipo de Fórmula 1 Ferrari, lo que supondrá para la entidad financiera un desembolso de 40 millones de euros anuales, doscientos millones en total. El acuerdo ha suscitado muchas de las envidias de las escuderías del campeonato, entre ellas, las de Epsilon Euskadi que asegura que estarían encantados si Santander fuese también su banco.

El acuerdo supone que la marca de la entidad financiera estará presente tanto en los monoplazas como en la equipación de los pilotos y de los demás integrantes del equipo deportivo hasta 2015. "Me atrevería a decir que hoy el Banco Santander es a la banca lo que Ferrari es a la Fórmula 1: un símbolo de tradición, éxito y fortaleza", subrayó Emilio Botín durante el acto de presentación del acuerdo.

La entidad financiera permanece como el único patrocinador español del Gran Circo, después de que Mutua Madrileña haya huido de Renault, una escudería que se ha quedado huérfana de patrocinadores, tras la marcha de ING. La aseguradora ha aludido a que el incumplimiento del equipo con las reglas y regulaciones de la FIA "le lleva a rescindir unilateralmente y de forma inmediata el contrato que le vincula al fabricante".

La aseguradora también ha exigido la retirada a partir de ahora del nombre, logo y demás elementos identificativos de la compañía tanto de los coches de la escudería como de cualquier otro evento previsto en el acuerdo de patrocinio. La empresa española considera, además, que una organización como Mutua Madrileña, cuya actividad principal es el seguro de automóviles y cuya imagen está vinculada a la seguridad del tráfico y al cumplimiento normativo "no puede seguir manteniendo el patrocinio de Renault F1 Team tras la sanción recibida y los motivos que la han provocado.