Aeronáutica

EE UU reabre la puja de EADS y Boeing por el macrocontrato de los tanqueros

Estados Unidos ha vuelto a lanzar, por tercera vez en los últimos años, el concurso para la renovación de su flota de aviones cisterna (tanqueros, en la jerga aeronáutica), lo que supone el pistoletazo de salida para un nuevo duelo entre el consorcio formado por EADS y su socio Northrop Grumman, por un lado, y Boeing, por otro.

La licitación permitirá al ganador hacerse con un contrato valorado en unos 35.000 millones de dólares (23.815 millones de euros) para el suministro de 179 aviones a las Fuerzas Aéreas de EE UU (USAF). Las empresas recibieron el viernes el borrador del pliego de condiciones del concurso. Ahora tienen 60 días para hacer sus alegaciones antes de que se publique la solicitud formal de ofertas. La idea es que la adjudicación pueda hacerse en el verano de 2010.

Las empresas consideran clave ganar esta puja, ya que puede abrir la puerta a contratos posteriores para jubilar la totalidad de los 415 tanqueros KC-135 que vuelan en la actualidad para la USAF, lo que les permitiría lograr unos ingresos de hasta 100.000 millones de dólares (68.130 millones de euros).

AIRBUS GROUP 112,86 -2,05%
THE BOEING COMPANY 205,44 -4,09%

En esta ocasión, el Pentágono está tratando de no dejar ningún cabo suelto para evitar que el resultado de la puja sea recurrido por el perdedor, como sucedió en 2004, cuando Boeing se hizo con un contrato de leasing, o en febrero de 2008, cuando la adjudicación fue favorable para EADS y Northrop. Así, se han rebajado los requisitos técnicos del concurso de 800 a 373; se crearán unas comisiones independientes que supervisarán la transparencia del proceso; se exigirá a las empresas que sus ofertas sean a un precio fijo; y prevalecerá la propuesta que aporte más valor a la USAF en todos los ámbitos y no la que sea más económica.

El ganador tendrá que entregar el primer avión de un bloque inicial de 68 unidades en 2015. El ritmo de entregas exigido será de 15 aeronaves anuales. EADS y su socio competirán con el KC-45, una adaptación del A-330 MRTT de Airbus Military que ya ha sido elegido por países como Reino Unido o Australia. Boeing debe decantarse entre el KC-767 o el KC-777.

La disputa ante la OMC queda fuera

El Departamento de Defensa estadounidense ha decidido dejar fuera de la licitación por los tanqueros cualquier elemento relacionado con la disputa que mantienen Airbus y Boeing ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por supuestas ayudas de Estado ilegales. Un primer dictamen de la OMC ha sido desfavorable para Airbus, pero éste es recurrible y todavía está por ver el informe sobre Boeing. No obstante, el pliego del concurso incluye una cláusula para evitar que cualquier sanción que puedan sufrir las compañías se repercuta, a posteriori, en las ofertas.