Patrocinio

La selección de baloncesto gana el oro y derrota a la crisis

Medalla de oro para la selección en el Eurobasket. La mejor generación de jugadores españoles de baloncesto se ha convertido en un grupo de éxito que aúna ambición, compañerismo y victoria. Las marcas son conscientes de ello y en los últimos seis años el grupo de patrocinadores que quieren vincularse al éxito de los Gasol y compañía ha pasado de uno a más de 15. Incluso en tiempos de crisis, en que el patrocinio deportivo no se ha salvado de la recesión, el baloncesto nacional puede decir orgulloso que a él, de momento, no le afecta.

La crisis no puede con la 'roja'
La crisis no puede con la 'roja'

Cada canasta de Pau Gasol, cada triple de Rudy Fernández, y cada asistencia de Ricky Rubio han servido para conseguir un oro histórico, levantar a millones de aficionados de su sofá y aumentar el activo comercial del baloncesto nacional. En este aspecto, la Federación Española de Baloncesto (FEB) goza de una salud envidiable. "Estamos muy contentos de trabajar con nuestros patrocinadores. Nuestro objetivo es que exista un beneficio mutuo en imagen, repercusión y retorno económico", explica Pascual Martínez, director de Marketing de la FEB, que es consciente del buen momento económico pese a la recesión: "Este año hemos notado una desaceleración en el número de patrocinadores, pero los que han entrado por primera vez lo hacen porque buscan un producto de calidad que les de un rendimiento. La cifras de ingresos por patrocinio no han variado entre 2008 y 2009".

Con un presupuesto de 15,5 millones para este año, la FEB cuenta con un 80% de ingresos que provienen de empresas privadas por tan sólo un 20% de subvención pública. Hace unos años, sucedía a la inversa. La estructura de empresas privadas vinculadas a la FEB funciona de manera piramidal. Cuatro socios colaboradores fuertes (San Miguel, Caja Madrid, Central Lechera Asturiana y La Sexta) dos patrocinadores (Li-Ning y Adecco) y así hasta sumar una veintena de empresas a distintos niveles. Según estudios de la propia Federación, en las giras de preparación que el equipo realiza por diferentes ciudades españolas antes de iniciar la competición, el retorno de lo invertido por las marcas se multiplica por 25. Una notoriedad a corto plazo que cuesta de encontrar en otros deportes. Y es que como apuntan desde la propia FEB contar con un equipo ganador que además muestra humildad y deportividad, son dos activos muy atractivos para las marcas.

Gasol, un imán para el espectáculo y para el negocio

El pívot de los Ángeles Lakers ha sido el gran triunfador del deporte a nivel individual del año. A su triunfo en las Finales de la NBA con Los Ángeles Lakers ha sumado este verano una medalla de oro y un título de Mejor Jugador del torneo (MVP). Contar con él es garantía de éxito deportivo y comercial. Su juego le ha catapultado hasta los primeros puestos de las listas de deportistas más importantes. Según una encuesta de IMG, el líder mundial de management deportivo, el pívot es el tercer deportista con mejor imagen para los españoles y el segundo para el segmento de población de entre 18 y 29 años.

En otro estudio de la consultora sobre las marcas que el público relaciona con el baloncesto se sitúan San Miguel y Caja Madrid, dos de los patrocinadores de la selección con un 5,8% de reconocimiento para la cervecera y un 2,4% para la entidad financiera. Sin embargo, como apunta Carlos Canto, vicepresidente de IMG en España, "un 50% de los encuestados no supo decir ninguna", lo que implica un desconocimiento general en el baloncesto, un deporte aún muy por detrás del fútbol.

Aún así, cada empresa que se vincula con la FEB sale beneficiada, y es que las audiencias de televisión son espectaculares. En los Juegos Olímpicos de 2008, la final contra EE UU, emitida a las 8.30 horas de la mañana, tuvo una audiencia media de 2.627.000 telespectadores, y una cuota de pantalla del 68,8%. El partido de cuartos jugado el pasado jueves a las 21.00 horas reunió a una media de 3.289.000 espectadores con un 19,6% del share.

La televisión se ha convertido en un escaparate único para las marcas. La victoria en el Eurobasket habrá tenido más repercusión a nivelk comercial que la final olímpica ya que, como explica Javier Mancebo, director de desarrollo de la consultora Havas Sport, en este torneo los equipos sí pueden lucir publicidad en la equipación deportiva, una de las prohibiciones expresas del COI, que cuenta con sus propios patrocinadores.