Automoción

El comité de Opel España convoca una manifestación contra el plan industrial de Magna

El comité de empresa de Opel España convocó hoy una manifestación que tendrá lugar el próximo sábado, 19 de septiembre, en Zaragoza para rechazar "contundentemente" el plan industrial de la multinacional austriaco-canadiense Magna para Opel Europa y, en concreto, la fábrica de España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas.

En declaraciones, el presidente del comité, José Juan Arceiz, hizo un llamamiento a todos los trabajadores de la empresa y de las auxiliares, así como a la ciudadanía en general, a que acuda "de forma masiva y contundente" para rechazar dicho plan.

El comité de empresa de la planta de Opel España se reunió esta mañana en la fábrica para valorar, a petición de UGT, una convocatoria de manifestación contra el plan propuesto el pasado mes de julio por la nueva dueña de Opel. "Tras una larga mañana de debate hemos acordado convocar una manifestación conjunta y hacemos un llamamiento a la participación porque es mucho lo que está en juego en Aragón y España", señaló.

La manifestación partirá el sábado a las 12.00 horas de la plaza de San Miguel de la capital aragonesa y finalizará, a falta de confirmación, en la Plaza de Paraíso. "El motivo es manifestar contundentemente que los trabajadores de Opel, de las auxiliares y toda la ciudadanía de Aragón está en contra del plan industrial de Magna", aseveró.

En este sentido, Arceiz incidió en que los trabajadores "no vamos a aceptar ningún plan de ahorro si la nueva propietaria se empeña en mantener este plan" y, de hecho, avanzó que el comité se reunirá el lunes, 21 de septiembre, con los directivos de Magna "y si no acceden a negociar un plan nuevo se pondrá en marcha un calendario de huelga".

GM anunció la semana pasada la venta del 55% de su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna. De esta forma, GM mantendría el 35% de las acciones y el 10% restante correspondería a los trabajadores.

El plan de Magna y de su socio ruso Sberbank contempla la eliminación de 10.500 empleos en Europa, de los que alrededor de 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza), teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a 320.000 unidades.